Ana María Polo reacciona a críticas por sus expresiones

Tras varios días de controversia, la doctora Polo rompió el silencio.

Por Metro Puerto Rico
Ana María Polo reacciona a críticas por sus expresiones

Finalmente, Ana María Polo rompió el silencio sobre la ola de críticas en la Isla de la que fue objeto luego de decir en uno de sus programas que en Puerto Rico las mujeres estaban vendiendo a sus hijos por la crisis económica de la Isla. Las expresiones de la presentadora de “Caso Cerrado” se publicaron en el portal de Telemundo, el canal que transmite su programa en la Isla.

 

“Lamento mucho si por mi pasión defendiendo a las personas que no tienen voz herí sensibilidades a mi gente que tanto amo en Puerto Rico. Mi trayectoria demuestra la seriedad con la que siempre he ejercido mi trabajo y es por esto que no puedo ignorar un tema tan serio como es la Trata Humana, algo que existe a nivel global y que en Puerto Rico esta comprobado que no es la excepción. Lastimosamente este es un problema que lleva bastante tiempo y que no se menciona abiertamente; sin embargo, de acuerdo a investigaciones realizadas por la Fundación Ricky Martin, los casos de trata humana en la isla han aumentado de manera exorbitante. Por ende, la Fundación ha declarado el mes de febrero como el Mes de la Orientación de la trata Humana y me uno a los esfuerzos de esta organización para crear conciencia y dar fin a este terrible flagelo. #NoALaTrataHumana”, reaccionó Polo en declaraciones escritas difundidas por Telemundo.

 

De hecho, el canal expone que el programa de Polo es uno de los más vistos en Puerto Rico y que los editoriales en contra de ella vinieron de programas en canales competidores.

 

Las expresiones de Polo que generaron la controversia fueron las siguientes: “Les voy a contar algo muy doloroso esta es una modalidad en Puerto Rico. Ahora, la situación económica está tan difícil que la gente llegan a vender a sus hijos”. “La van a violar, las van a pervertir, la van a matar por tu culpa”, afirmó la jueza en medio de un caso.

Metro fue testigo de que en una homilia dominical de una Iglesia Católica, el sacerdote criticó desde el púlpito a la doctora Polo. Calificó sus expresiones como un disparate, pues en Puerto Rico “amamos a nuestros niños”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo