Esperanza Gómez: “Todos somos pornstars”

La actriz porno mejor pagada de la industria a sus 33 años es la imagen de Venus, el canal número uno de contenido para adultos.

Por Cynthia Valdez

A los 13 años de edad le surgió el deseo de convertirse en actriz porno cuando encontró una revista para adultos. Desde entonces quiso ser la mujer en la portada o la que interactuaba con otros actores porque “imaginarme en la situación me hacía sentir bonita, deseada”. Esperanza reveló a Metro lo que más le gusta de su trabajo.

En una industria con miles de actrices reconocidas, ¿quién consideras que es tu competencia más fuerte?
—Ninguna, porque no miro a mis compañeras como competencia. Cada una tiene su estilo: unas son más bruscas; otras no gritan tanto o dicen más palabras obscenas. Entre los actores hay una especie de fraternidad.

¿Qué disfrutas más de tu carrera?
—El sexo, me encanta, y el hecho de tener la variedad de hombres físicamente atractivos y tan buenos amantes.

¿Con quién te gustaría trabajar?
—He grabado con todos los que he querido. El único que me falta es Manuel Ferrara.

¿Qué les dirías a las jóvenes que les gustaría ser actriz porno?
—Que lo piensen muy bien. Hay que tener claro a qué te quieres enfocar y cuánto tiempo deseas permanecer en esto. Si quieren ser madres a temprana edad, que lo analicen, porque luego no saben qué decirles a sus hijos.

¿Cómo pueden evitar caer en compañías fraudulentas?
—Deben revisar con quién trabajan. Si un desconocido me ofrece una tarjeta en la calle para una audición, no es garantía de que sea cierto.

¿Qué has arriesgado para ser tan famosa?
—Al principio me la jugué con mi familia; no estaban de acuerdo, y mi respuesta fue que no les estaba pidiendo permiso, sino que les estaba avisando. Con el tiempo lo aceptaron y ahora se sienten orgullosos del prestigio que he logrado.

¿Es cierto que es un trabajo muy cansado?
—Sí, es muy difícil. Cuando entré a la industria pensé que era como tener sexo en tu casa, algo muy básico, pero las jornadas de trabajo son largas; para sacar una filmación de 45 minutos son necesarias tres horas de sexo y necesito tener un buen estado físico.

¿Qué consideras que es lo más sexy de una mujer a la hora de seducir?
—Creo que las mujeres no necesitamos ser demasiado insinuantes; una sonrisa pícara y una mirada coqueta son lo más sensual que pueden hacer en público sin ser demasiado atrevidas.
Cuando estás en una relación de pareja, puedes utilizar diferentes métodos para ponerte sexy, como usar un baby doll o disfrazarte de conejita o enfermera. La estrategia que nunca falla es cuando tomas por sorpresa a tu pareja.

¿Crees que tengamos todos algo de pornstar?
—¡Sí, claro! Pero muchas personas tienen miedo a explorarlo. La mayoría se ha tomado fotos íntimas a solas o con su pareja. Todos hemos tenido la necesidad de ver la sexualidad desde otro punto de vista.

¿Qué pasa detrás de cámaras de una película porno?
—De equipo técnico no hay mucho, máximo tres cámaras. Además, están el productor, el director y los actores. Entre los actores hay quienes empezamos a coquetear con el otro antes de que se enciendan las cámaras para que la escena fluya mejor.

Sobre Esperanza

•    A los 16 años. Se convirtió en modelo de lencería.
•    A la edad de 28 años. Inició su carrera como actriz porno.
•    En números. Ha participado en 24 filmes para adultos.
•    Está casada. Afirmó que su esposo es su fan número uno.

Loading...
Revisa el siguiente artículo