Realizan primer estudio de personas de 90 años o más en Puerto Rico

Investigadores de Ciencias Médicas abordan la llamada edad extrema, que es el sector de mayor crecimiento en el país

Por Metro Puerto Rico

Con el propósito de estudiar la experiencia de la longevidad y vejez extrema de un grupo de personas de 90 años o más que residen en Puerto Rico, dos investigadores del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico, en conjunto con un grupo de estudiantes graduados en Gerontología, llevaron a cabo el primer estudio cualitativo de personas de 90 años o más en la Isla para explorar cuál es el significado de la vida en la edad extrema en la población de mayor crecimiento en el país.

“Para los participantes, la experiencia de la vejez extrema ha sido buena a pesar de las dificultades y retos que enfrentan, mayormente, la disminución de capacidades físicas y su impacto en las actividades que pueden realizar. Las principales dimensiones a través de las cuales evalúan su experiencia, dan significado a su vida y se proyectan al futuro son: salud, funcionalidad y autonomía; y familia. La salud es vista, no como la ausencia de enfermedades, sino como el manejo efectivo de las limitaciones funcionales para poder mantenerse activos, independientes y autónomos”, expuso el Dr. Edgardo Ruíz, Catedrático Asociado, y Decano Asociado Interino de la Escuela Graduada de Salud Pública del RCM.

“Una preocupación central de los participantes es mantener la autonomía para tomar decisiones y la independencia funcional para poder hacer sus actividades cotidianas, vivir independiente y mantener su identidad personal”, añadió.

Para el estudio se examinó la experiencia de la longevidad y el significado desde la perspectiva de la experiencia de vida. Y a su vez, se identificaron las diferencias de género en la experiencia de la longevidad y el significado de la edad extrema.

“Para los entrevistados, la familia es la base del significado, sentido y propósito en la vejez extrema, al representar un reflejo de sí mismos y de los logros de vida, así como una representación del legado que dejan. La familia también representa la fuente principal de apoyo social ante los retos que enfrentan. Otras dimensiones importantes expresadas fueron mantener una actitud positiva hacia la vida y fortalecer la espiritualidad para poder lidiar con las dificultades de la vejez y encontrar significado a la vida”, señaló la Dra. Marlén Oliver, Catedrática de Gerontología de la Escuela Graduada de Salud Pública del RCM.

El estudio fue cualitativo y fenomenológico, en el mismo se realizaron entrevistas a 40 participantes de 90 años o más, de ambos sexos, residentes en comunidad y con capacidad mental. El instrumento de preguntas semi-estructuradas abordaban las percepciones de la experiencia de longevidad (años vividos) y significado de vida (actividades, motivaciones y propósitos).

salud publica

En el aspecto social, los participantes expresaron el deseo de seguir aportando y ayudar a los demás a pesar de las limitaciones funcionales y la falta de oportunidades. La diferencia principal entre los hombres y las mujeres participantes fue su concepción de la soledad y el vivir solo. Los hombres expresaron sentimientos negativos y preocupaciones en torno a vivir solos y a la soledad, mientras que las mujeres expresaron el disfrutar de la misma.

El estudio fue realizado por Coralis Pagán, Jeanlouis Betancourt, Lyanne Castro, Elba gonzález, yoseline Mercado, Mari Mulero, Nicole Paredes, Keila Rodríguez, Yomara Suárez, Paola Pizarro, Edgardo Ruiz-cora, Marlén Oliver-Vázquez.

Loading...
Revisa el siguiente artículo