Se gradúan participantes de proyecto pro retención escolar en Añasco, Aguadilla y Gurabo

Se graduaron de escuela intermedia

Por Cybernews

Estudiantes de las escuelas intermedias Isabel Suárez en Añasco y Antonio Badillo en Aguadilla, Generoso Morales Muñoz, en San Lorenzo y de la elemental Matías González en Gurabo, cumplieron su meta de graduarse con un 96 % de efectividad, tras participar en el Programa Uno a Uno, creado para prevenir la deserción escolar, brindando apoyo continuo a alumnos académicamente rezagados, así lo anunció el lunes, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera.

“Estamos muy contentos de auspiciar este proyecto y ver los resultados positivos que han conquistado estos estudiantes que lograron graduarse, por sobre cualquier barrera, rezago académico o situación que afectara su entorno en un principio. Además, nos complace que esta iniciativa incluya en sus ofrecimientos, el estímulo y la orientación necesarias, para que sigan adelante estudiando y desarrollándose integralmente como individuos, que más adelante contribuirán al desarrollo colectivo de nuestra Isla”, expresó Laboy Rivera en comunicación escrita.

Por su parte, el director ejecutivo del Programa de Desarrollo de la Juventud (PDJ) del DDEC, Roberto Carlos Pagán Santiago, explicó que el apoyo brindado a los estudiantes incluyó la contratación de mentores que trabajaron individualmente con cada uno de ellos, “para que los dirigieran hacia la meta final que es lograr que se gradúen, continúen estudiando, y más adelante formen parte de la fuerza laboral y alcancen sus metas y aspiraciones”.

Pagán Santiago detalló que los mentores que asistieron a los estudiantes 2 horas diarias, de lunes a jueves, durante este pasado semestre escolar, provinieron de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez (RUM), National University College, Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), Hewlett Packard (HP), Honeywell Aeroespace, Johnson and Johnson y la Universidad del Turabo.

“Cumpliendo con el compromiso del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, continuaremos ofreciéndoles la mano a los niños y jóvenes en Puerto Rico, a través de todas las herramientas disponibles, así como estableciendo alianzas con educadores, empresas privadas, líderes comunitarios y demás sectores, para encaminarlos a que alcancen su máximo potencial”, recalcó el secretario del DDEC.

Por su parte, Noel Quiñones, creador del programa Uno a Uno, indicó que ‘la dependencia, la apatía hacia la educación, los pobres hábitos y la poca supervisión que tienen nuestros jóvenes, llevan finalmente a que suframos todos los ciudadanos de esta tierra. De aquí surge el crimen y la pobreza que nos está llevando a perder nuestro recurso más importante que son nuestros jóvenes. Este problema tan serio solo lo atiende una comunidad unida bajo un plan que funcione. Eso es lo que es el Uno a Uno y esto ha quedado claro en cuatro comunidades puertorriqueñas”.

Quiñones, utilizó el ejemplo de un joven de educación especial de Gurabo, y su mentor. El estudiante vive difíciles circunstancias familiares por la enfermedad de su mamá, situación que académicamente los afectó y tenía dos F en matemáticas y estudios sociales. Su mentor, es maestro de Educación Especial en una escuela en Guaynabo y cuatro días a la semana se trasladaba a Gurabo para reunirse con el joven. Con ese tiempo de tutorías, el estudiante completó ambas clases exitosamente.

“De esta manera combatimos el abandono escolar en estas comunidades de Aguadilla, Añasco, Gurabo y San Lorenzo. La historia de este joven se ha replicado ya en cientos de niños”. declaró Quiñones, quien fue recientemente reconocido por la National Puerto Rican Day Parade en NY por el impacto del programa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo