Enfocada la Cruz Roja en apoderar a la niñez

La entidad se propone este año fiscal a sobrepasar los 25,000 niños y niñas impactados como parte del programa Mi Funda de Almohadas

Por Lyanne Meléndez García

Con la finalidad de darles las herramientas a los niños y niñas para prepararse para un desastre natural, la Cruz Roja Americana en Puerto Rico realiza alrededor de la isla talleres e intervenciones con los pequeños que este año fiscal se plantean llegar a 25,000 niños impactados.

Se trata del programa Mi Funda de Almohadas, un proyecto educativo a niños de segundo a quinto grado que nació a raíz del huracán Katrina de Nueva Orleans, y se extendió por las jurisdicciones de Estados Unidos y lleva varios años implementándose en Puerto Rico.

niños

“Después de María, está implementándose con más importancia”, expresó a Metro la directora de Cruz Roja en Puerto Rico, Lee Vanessa Feliciano, al destacar que se trata de charlas que llevan a las escuelas públicas y privadas, y organizaciones para apoderar a los niños sobre la preparación de cara a desastres naturales.

“Hemos visto que ellos, con esta experiencia del huracán, se abren más y están dispuestos a hablar y relatar sus historias”.

La idea de usar una funda de almohada surge luego de que en el huracán Katrina los niños llegaban a los refugios con sus pertenencias en una funda. “Se usan para enseñarles a los niños a estar preparados para un desastre y en esas fundas de almohada afuera les dice a los niños todo lo que deben llevar adentro y permite pintar las fundas y ponerles nombre”, explicó Feliciano.

Sostuvo que el proyecto persigue “que los niños lleguen a su casa y compartan lo aprendido con su padre, madre o cuidador y hagan su plan familiar de preparación”.

cruz roja

Al momento, la entidad ha alcanzado 23,500 niños y para este año fiscal la meta es sobrepasar los 25,000 niños.

“Este año tiene más relevancia tomando en consideración el paso del huracán María y esa experiencia que, para muchos niños y niñas fue bien traumática, pues este taller lo que está dando es una oportunidad de compartir su experiencia de lo que fue el huracán y ventilen y puedan hablar sobre el tema y sirva como un bálsamo”, precisó al establecer que busca apoderar a los niños del proceso y a estar preparados de manera que ellos lleven el mensaje a sus respectivas familias.

Loading...
Revisa el siguiente artículo