Crean Escuela de Súper Héroes para preparar niños ante desastres

Los pequeños también desarrollaron empatía hacia el otro

Por Metro Puerto Rico

Como una iniciativa para crear en los niños líderes que sepan cómo enfrentar futuros desastres ambientales, la Fundación Stefano Steenbakkers Betancourt y la iniciativa comunitaria El Familión crearon la Escuela de Súper Héroes para empoderar a los pequeños.

También, el desarrollo de empatía y creatividad para resolver problemas estuvo presente en la escuela.

La iniciativa se trabajó en la comunidad de Maná-Palmarito en Barranquitas. La elaboración pedagógica del proyecto estuvo a cargo de la joven paraguaya Romina Agüero, quien estará en Puerto Rico durante seis semanas haciendo voluntariado con la organización AIESEC.

"Nuestra visión es darle a entender a los niños que un superhéroe no es más que un ciudadano consciente de su persona, con valores y convicciones bien claras, que apoya a los demás y lucha por convertirse en un ser útil a la sociedad. De esta manera, nuestra misión es sacar a estos niños de sus hogares para que ya no sientan más que son víctimas, si no seres que tienen la capacidad de ayudar, como en los pasados meses otras personas lo han hecho con ellos", expresó Agüero en un comunicado de prensa.

La Escuela de Súper Héroes tuvo una semana intensiva de talleres y actividades que buscaron guiar a los niños y niñas por un camino de aprendizaje sobre cómo ellos, desde su entorno, pueden cambiar y salvar al mundo. Hubo talleres de arte, musicoterapia, risoterapia, manejo de emociones, emprendimiento social y protección del medio ambiente.

A estas actividades acudieron celebridades como Jaime Espinal, Víctor Ortíz y Nesty "la Mente Maestra".

El proyecto culminó con una graduación en la que se les entregó capas de superhéroes a los niños y niñas, y se exhibieron todos los trabajos realizados por ellos, más ellos mismos presentaron sus nuevas aspiraciones de labor social.

El evento comenzó con una reflexión que se les hizo a los padres de los 36 niños, en la que se les pidió que cerraran sus ojos y se imaginaran en la edad de sus hijos y respondieran la siguiente pregunta: "¿Qué súper poder quisieras tener?" Una pregunta que muchos respondían diciendo el súper poder de fuego, de agua, electricidad o cosas tal vez un poco difíciles de alcanzar. Al finalizar la interrogante se les leyó a los padres las respuestas de sus hijos ante esa pregunta. Estas fueron algunas de las respuestas plasmadas en los dibujos que ellos mismos hicieron:

  • "Yo ayudaría a Puerto Rico salvándolos con mi velocidad, y si viene otro huracán le llevaría comida a quien lo necesite". – Ian Pablo Díaz
  • "Yo escogí volar por el propósito de que el puente de mi tío lo destruyó María y no hay forma de pasar. Por eso yo escogí ese súper poder". – Ivan A Berríos
  • "Mi súper poder es volar. Deseo ayudar a las personas que más me necesiten".  – Kamila S. Zayas
  • "Mi súper poder es llevarme los huracanes". – Carlos Javier Arrollo
  • "Si viene otro huracán nos caeremos, pero siempre nos pararemos a ayudar a cualquiera. Un huracán nos quita cosas, pero no nos quita nuestra esperanza y nuestro espíritu siempre estará ayudándonos". – Rocío Zayas

Este proyecto es parte de la iniciativa de los Ángeles de Stefano, liderado por Zorimar Betancourt e inspirado en las aspiraciones que tenía su fallecido hijo para cambiar al mundo con cosas positivas. Esto está alineado a la filosofía de servir de la iniciativa comunitaria El Familión.

Esta Escuela de Súper Héroes fue apoyada por la Fundación #Yonomequito, Universidad del Sagrado Corazón (USC), Organización INprende, Hospital Menonita, restaurante Vaca Brava, National Association of Christian Churches, Carlos Beltran Foundation, Servicio de Extensión Agrícola, Primera Iglesia Bautista de Santurce, Annery Ramos de Popular Hope y el Banco Popular de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo