Pediatra adopta bebé con enfermedad incurable tras varias familias rechazarlo

Sarah Ruana, es una enfermera con un gran corazón, tiene seis hijos biológicos y tres adoptivos

Por Agencias

Sarah Ruane, una  enfermera  británica,  adoptó a un bebé que ingresó a su  hospital con una enfermedad incurable luego de que nadie más quisiera adoptarlo.

Sarah adoptó a Josh después de establecer un vínculo cercano cuando lo vio por primera vez.

Según cuenta en medios británicos: "Las autoridades encontraron muy difícil encontrar un hogar para Josh después de su nacimiento, ya que no muchos niños con su condición sobreviven después de su primer cumpleaños" Y añade. "Simplemente no podía dejarlo solo en el hospital, así que lo adopté y lo llevé a casa".

Josh creció como cualquier otro niño hasta la edad de dos años y podía caminar y hablar.

Sarah dijo: "Cuando nació, solo le dieron un año de vida, como máximo. Pero solo lo miré, y como creíamos que había nacido ciego, me miró directamente a los ojos. Fue en ese momento que sentí el amor como ningún otro".

Pero aunque Josh ha desafiado las predicciones de los médicos y ahora tiene siete años, su condición médica, llamada distrofia miotónica congénita, está haciendo que pierda movilidad muscular, por lo que ahora necesita una silla de ruedas y ya no puede hablar.

La distrofia miotónica congénita descompone la materia muscular y afecta a las funciones cognitivas y orgánicas.

Ahora está decidida a ayudar a que se destinen más fondos a la investigación de la enfermedad.

"Como enfermera, es extremadamente doloroso que no pueda reparar a mi niño pobre como los cientos de niños a los que he ayudado a mejorar en el pasado. Necesitamos investigar esta condición completamente devastadora para que podamos encontrar una cura", señala Sarah.

Sarah, que tiene seis hijos biológicos y tres hijos adoptivos, dijo que se necesita hacer más para resaltar la rara dolencia y está recaudando dinero por la causa.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo