Joven boricua trabajará como maestro en China

Es graduado del Recinto de Río Piedras de la UPR.

Por Metro Puerto Rico

Miguel Alberto Ramírez, procedente de Boquerón, podrá cumplir su sueño de trabajar como maestro, pero lo hará en la segunda potencia mundial y el primer país más poblado en el mundo: China.

Con apenas 24 años, el puertorriqueño pudo ponerse en contacto con “The International School of Sanya” en China, a la que le envió su Curriculum Vitae y luego de varias entrevistas consiguió que la institución bilingüe se interesara en su trabajo.

Ramírez, quien se crió en el seno de una familia humilde, comentó que a sus 18 años se mudó solo a San Juan para estudiar Educación en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras (UPRRP), donde tuvo la oportunidad de hacer un intercambio de 6 meses en la Universidad Complutense de Madrid.

“Me gané la Beca Benjamin Gilman y la Beca Santander. Posteriormente me regresé a Madrid para hacer una maestría en Dirección de Centros Educativos en la Universidad Rey Juan Carlos”, explicó el boricua.

Estando cursando su maestría, Ramírez hizo amistad con tres jovenes de procedencia china quienes, según aseguró, sabían cuáles eran sus aspiraciones en la vida. Una de ellas se percató de lo dedicado e inteligente que es el educador y le alertó sobre una oferta de trabajo en China en la que estaban buscando un maestro de arte.

“Me quedé en blanco, pensé que era una broma. En ese momento me dije a mi mismo que iba a enviarlo, pero sabia que esto no iba para ningún lado. Al día siguiente, me llamó y me dijo que al colegio le interesaba hablar conmigo porque les había gustado mucho mi curriculum vitae”, dijo el cabo rojeño.

A pesar de que el joven maestro tuvo que pasar por un sinnúmero de entrevistas, hacer un video, presentar una página web y envíar diversas cartas de recomendación, sus esfuerzos rindieron frutos y en abril le fue notificado que sería contratado como educador preescolar.

“Sentí que el mundo se me iba a caer. No podía creer que aquel mensaje me llegaría. Jamás me pasó por la mente que un día me iría a China a trabajar. Pero aquí es donde la vida te sorprende… y yo sencillamente, acepté lo que la vida me puso enfrente”, confesó Rodríguez.

¡Muchas felicidades!

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo