Estudiantes incorporan campaña para reducir el uso de foam

Robinson School se une activamente a la iniciativa tras la acción de un grupo de estudiantes de cuarto grado

Por Metro Puerto Rico

Lo que comenzó como una iniciativa de la firma de arquitectura y diseño de interiores Álvarez-Díaz & Villalón (AD&V) para reducir el uso del foam e incrementar el uso de envases compostables, ha rendido grandes frutos y llevó a que tres niños de cuarto grado se motivaran a tomar acción y a que todo su colegio se uniera. 

La campaña educativa “¿Cuál es el foam?”, que tuvo sus inicios entre comercios de comida en la zona de Santurce en vías de lograr la sustitución del uso de envases en foam a unos compostables, logró impactar ese sector y activó el interés en otros. Este es el caso de tres estudiantes de nueve años de Robinson School: Lorena Arcelay, Mauricio Barbosa y Anna Sgroi.

Tras enterarse de la iniciativa por el padre de Lorena, los niños impulsaron una propuesta que llevó a cambiar los envases que se utilizaban en la cafetería de la escuela por unos confeccionados en material compostable. Los resultados observados tras su iniciativa hicieron posible que la administración del colegio quisiera continuar concienciando y sirviendo de ejemplo por lo que determinó el uso permanente de éste tipo de recipientes.

Lo que comenzó como un proyecto de ciencias, gracias a la iniciativa de la firma AD&V, activó la conciencia ambiental de todos los estudiantes, facultad escolar y personal docente e hizo posible un cambio de enfoque así como de actitud a favor del ambiente y la salud en general. Se sabe que el impacto ambiental de éstos es mínimo, contrario a los recipientes de foam que son nocivos al ambiente y al descomponerse emiten químicos que afectan la salud.

“Llegar a activar la conciencia de gente tan joven y que estaban fuera de los grupos que habíamos planificado impactar evidencia que el mensaje está llegando. Es señal de que hay mucha gente preocupada por tener una mejor salud y un mejor planeta. Es también muestra del compromiso con nuestros recursos naturales por miembros de todas las generaciones. Estamos llenos de emoción al ver que hemos trascendido en nuestra intensión”, expuso la diseñadora de interiores Cristina Villalón, cofundadora y socia de la reconocida firma. 

Otro establecimiento que se ha unido a la iniciativa lo es la cafetería de la librería santurcina Libros AC. Por un costo adicional de 0.11¢, a quienes así lo deseen, se les sirve la comida en envases compostable. Al igual que ellos, hay otros que están haciendo esfuerzos para unirse a éste cambio que nos beneficiará a todos.

El propósito de la campaña surge tras la amplia información que existe en torno a lo tóxico y dañino del foam, tanto para el organismo como para el ambiente; así como el uso y manera de disposición de envases y otros materiales en foam que tardan más de 500 años en descomponerse. En la salud se asegura que deja neurotoxinas en el organismo, afecta el sistema reproductivo y aumenta el riesgo de cáncer especialmente cuando son calentados en microondas. Entre otros problemas de salud que se asocian con este material están fatiga, complicaciones nerviosas, dificultades del sueño, problemas con la sangre y anormalidades genéticas.

“Nuestra salud y el planeta en que vivimos tiene que ser prioridad y optando por envases eco-amigables damos un paso de avanzada en ese esfuerzo que se completa con otras decisiones y cambios de comportamiento”, añadió Villalón, cofundadora de la firma que se destaca por su compromiso de sostenibilidad ambiental y poseedores de la prestigiosa certificación LEED Platino (Liderazgo en Energía y Diseño ambiental) por sus oficinas en Santurce.

Loading...
Revisa el siguiente artículo