Buscan educar iguanas para proteger cultivos

El proyecto "STEM educa la iguana" se presentará el próximo martes, 17 de mayo en la Facultad de Educación

Por Metro

El proyecto  “STEM  educa  la   iguana”,  una iniciativa  que nació  como  parte  de   los  requisitos  para  lograr  la  Primera  Certificación  en  STEM  para  maestros  en  Puerto  Rico, será presentado el próximo martes, 17 de mayo, a la 1:00 p.m. en el Anfiteatro 1 de la Facultad de Educación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras (UPR-RP).

El mismo fue creado  por  las profesoras  Gladys  Dávila  Hernández  y  Gilemi  Sepúlveda Cuadrado,  de la mencionada Facultad.  La   actividad   a desarrollar como parte de la certificación debía   ser   una   de   impacto   para   maestros  y  estudiantes  en  donde  se  integrara  el  innovador  método  de  enseñanza  STEM.

La  idea  del  proyecto se  gestó  durante  el  semestre  de  agosto  a  diciembre  2015  y   se  desarrolló  de  enero  a  mayo  2016  con  los  estudiantes  y  futuros  maestros  del  curso  EDPE  3069 – La  enseñanza  de  las  ciencias  en  el  nivel  elemental  (K-­3), explicó la doctora Dávila Hernández.  El  problema  que  se  les  planteó  a  los  alumnos  desde  el  inicio  del  semestre  fue  el  siguiente:  ¿Cómo   desarrollar  el  prototipo  de  un  “espantaiguanas”  para  proteger  los  cultivos,  principalmente  en  huertos? El  objetivo   principal  del  proyecto  basado  en  STEM  fue  guiar  a  los  estudiantes  a  buscar  una  solución   a  un  problema  real  integrando  disciplinas.                                                        

Según las profesoras, como parte de la investigación se consideraron dos tipos de  aves  cuyos  patrones  de  vuelo   podrían   ayudar   a   espantar   las   iguanas   de   lugares   no   deseados.    Esto  con  el  propósito  de  espantar  la  iguana,  pero  a  la  misma  vez  “educarla”  para  que  paste  en  los   alrededores  de  los  huertos  sin  dañar  los  cultivos.  La  investigación  sobre  el  tema,  sugirió   que  la  iguana  sí  se  puede  “educar”,  por  lo  tanto,  se  decidió  desarrollar  este  concepto  en   lugar  de  estimular  su  cacería  para  erradicarla  o  consumirla  aunque  esté  permitido  por   ley.

Los   estudiantes   se   organizaron   en   tres   grupos   de   trabajo   y   el   proyecto   se   dividió  en  dos  fases.    En  la  fase  uno  se  hacía  el  diseño  preliminar,  usando  materiales  caseros  de  bajo  costo  y  reusables  o  reciclable, de un  huerto  y  el  ave  asignada.   En   la  fase  2  se  hicieron  las  modificaciones  al  diseño  original  y  se  aplicaron  nuevos  elementos   de   la   tecnología   disponible.

Los  estudiantes,  aplicando   lo   aprendido   en   diferentes   talleres,   presentarán   el   proyecto   final   que   debe   incluir   un   diseño del huerto, y un  prototipo  del  ave  creado  y  reproducido  en  una  impresora  3D.

El   acrónimo   STEM,   por   sus   siglas   en   inglés,   hace   referencia   a   la   integración   académica  de  disciplinas  como  las  Ciencias  (Science),  la  Tecnología  (Technology),  la   Ingeniería  (Engineering)  y  las  Matemáticas  (Mathematics).  Esta iniciativa  evolucionó  y  logró  llevar   STEM   a  una  modalidad  más  amplia  conocida  como  STREAM  (Science,  Technology,  Research,   Arts  and Mathematics).

“Entre   las   proyecciones  educativas  del   proyecto  está  integrar  el  enfoque   STEM  a  los  demás   cursos  que  se  ofrezcan.  El  mismo  forma   parte   de   los   estándares   para   la   enseñanza  de  ciencia  en  Puerto Rico  y  otros  países  del  mundo.  Por  lo  tanto, debe  formar  parte   del  currículo  para  la  preparación  de  futuros  maestros”, concluyó la profesora Sepúlveda Cuadrado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo