“64 o 4645, todo es pura especulación”; Neumann apuesta al Proyecto 713

"La falla grande estriba en que el doctor no está cumpliendo con su responsabilidad al llenar el certificado de defunción. Ahora mismo cualquier número sería completamente especulativo", reiteró.

Por Hermes Ayala

 

Fallo cardiaco.

Esa es la causa de muerte que más se vio en las certificaciones de defunción tras el azote del huracán María, según la investigación que hizo el senador Henry Neumann para darle forma al Proyecto del Senado 713  (P. del S. 713).

Neumann volvió a enfatizar la necesidad de una ley de protocolo para establecer causas de muerte en situaciones de catástrofes como el destructor paso de María, porque “sean 64 o 4645, ahora mismo todo es pura especulación”.

Manifestación en contra de la falta de información sobre las muertes tras el huracán María, llevada a cabo el 1 de junio de 2018 frente al Capitolio de Puerto Rico. / Metro Puerto Rico Manifestación en contra de la falta de información sobre las muertes tras el huracán María, llevada a cabo el 1 de junio de 2018 frente al Capitolio de Puerto Rico. / Metro Puerto Rico

Tras varios ajustes a la propuesta inicial, el proyecto deberá ser avalado por la Comisión de Seguridad Pública que preside el senador novoprogresita esta semana, para luego buscar la aprobación en el piso del Senado.

“No existe un protocolo exacto para determinar la cantidad de personas que murieron a causa del huracán y cada cuál – me refiero tanto a Harvard, como al Departamento de Seguridad Pública que dice que fueron 64 o a CNN que dice que fueron 586 o a la Universidad de George Washington, que pronto conoceremos sobre su estudio – tiene su método. ¿Pero algo exacto? ¿Un protocolo? No existe”, puntualizó.

“Todo es pura especulación, ya sean 64 o 4645”, dijo.

La medida fue radicada en noviembre pasado, en pleno inicio de la incertidumbre sobre las ejecutorias del Registro Demográfico con respecto a las muertes provocadas por el embate del peor fenómeno atmosférico que ha visto Puerto Rico en los pasados 100 años.

“Basado en lo que pasó en María, el fallo mayor es que muchos de los doctores que certificaron las muertes no cumplieron con su responsabilidad al momento de llenar los documentos de defunción”, explicó Neumann, autor del proyecto.

Neumann dijo entender el estrés por el que pasaron los médicos en las horas, días, semanas y meses después de María, pero reafirma que el fallo fue craso y eso afectó viciosamente la precisión para determinar cuánta ha sido la pérdida humana vinculada al temporal.

“Por salir rápido del asunto o evitar complicaciones mayores, ponía fallo cardiaco. Sí, había mucho pasando en ese momento, pero también hay una responsabilidad con la persona, con la familia”, señaló.

Algo bien importante de si el deceso está relacionado con el paso del huracán, resaltó Neumann, “es que abre posibilidades legales para los que quedan atrás, para hacer tipos de demanda que den acceso a alguna compensación”.

“O sea, que no cumplir con esa responsabilidad de detallar la causa de muerte no tan solo afecta el registro exacto del gobierno si no que también va en perjuicio de la familia, que pudiera tener acceso a unas compensaciones a nivel federal si la muerte está atribuida directamente al huracán”, apuntó.

Reza el proyecto en su propósito la necesidad de “adoptar un protocolo para la determinación de causa y manera de muerte en casos en que los factores ambientales relacionados a un evento atmosférico o desastre catastrófico contribuyen al deceso de una persona; y para otros fines relacionados”.

Neumann subrayó que, como está ahora mismo el formulario para certificar un difunto, “se exige una explicación con lujo de detalles sobre la forma y la manera de la muerte, porque ahí es donde el Departamento de Salud puede acreditarle o no la muerte al huracán”.

“Por ejemplo: Henry Neumann estaba encamado, necesitaba oxígeno, se fue el servicio electrónico y por esa falla de electricidad Henry Neumann murió. Esa sería una muerte no accidental, si no una muerte causada por el huracán. O sea, con poner ‘fallo cardíaco’ no se resuelve el asunto, porque todos eventualmente nos morimos de fallos cardíacos”, acotó.

“En las pasadas vistas, por ejemplo, los portavoces de la Asociación de Funerarios nos decían que a veces les llegaban los cadáveres con certificados de defunción sin llenar” y hasta “cadáveres sin el certificado de defunción”, recordó.

Henry Neumann

Mencionó otro caso de “un señor de 80 y pico de años que ya tenía problemas cardiacos, pero se murió como a los dos meses por situaciones relacionadas a la crisis del huracán, pero no lo explican, y simplemente ponen que se murió por problemas cardiacos”.

“Mi proyecto exige al doctor que llene el encasillado correctamente, con pena de perder la licencia por un tiempo definido. Además, toda muerte durante el periodo posterior al paso del huracán tendría que ir al Buró de Ciencia Forenses que son los expertos en esta área, para que con el certificado de defunción del médico se le hagan todos los exámenes al cadáver que corroboren la información. Esta es la forma más precisa para un conteo exacto de muertes por cualquier fenómeno atmosférico o terremoto”, arguyó.

En las vistas públicas, recordó Neumann, depusieron también representantes del Buró de Ciencias Forenses y del Departamento de Salud, incluyendo personal del Registro Demográfico. El otrora presidente del Baloncesto Superior Nacional repitió que cualquier cifra que se le vincule estadísticamente a María es “puramente especulativa” porque en el Registro Demográfico se contabilizó mucha muerte sin explicación.

Más de ocho meses después del impacto del huracán María sobre Puerto Rico, el Registro Demográfico publicó el viernes 1ro. de junio, la cifra de muertos por mes, durante el año 2017 y hasta mayo del año en curso.

Desde meses, las autoridades gubernamentales han mantenido en 64 la cifra oficial de muertos por el huracán. Pero los números del Registro Demográfico apuntan hacia la verdad. Solamente entre los meses de septiembre a diciembre de 2017, murieron 1,397 personas más que en el año 2016, durante el mismo periodo.

“Yo ahora mismo te puedo decir que fue un total de 250 muertes, para darte una cifra, pero no tengo las herramientas si el médico me dice paro cardíaco. Llega un cadáver, pero ¿que tienes si pasa eso? Tendrías que entrevistar un familiar que es lo que hizo Harvard, pero no se sabe en términos médicos qué fue específicamente lo que causó la muerte. ¿A base de entrevistas a familiares? Eso es completamente irracional, porque no tiene una base científica, que es lo que mi proyecto persigue. La falla grande estriba en que el doctor no está cumpliendo con su responsabilidad al llenar el certificado de defunción. Ahora mismo cualquier número sería completamente especulativo”, reiteró.

Más de ocho meses después del impacto del huracán María sobre Puerto Rico, el Registro Demográfico publicó el viernes 1ro. de junio, la cifra de muertos por mes, durante el año 2017 y hasta mayo del año en curso.

Desde meses, las autoridades gubernamentales han mantenido en 64 la cifra oficial de muertos por el huracán. Pero los números del Registro Demográfico apuntan hacia la verdad. Solamente entre los meses de septiembre a diciembre de 2017, murieron 1,397 personas más que en el año 2016, durante el mismo periodo.

 

Mira el proyecto del Senado 713 presentado en noviembre por el senador Henry Neumann:

P de la S 713 – Causas de muerte a un evento atmosférico by Metro Puerto Rico on Scribd

Loading...
Revisa el siguiente artículo