Otorgan permiso para más público en juegos de pelota

"Entendemos que los eventos no representan un riesgo mayor de contagios", dijo el Gobernador

Por Metro Puerto Rico

El gobernador, Pedro Pierluisi, anunció hoy, viernes, que se le concedió una dispensa a la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente para la celebración de los juegos por entender "que los eventos no representan un riesgo mayor de contagios".

En declaraciones escritas, el primer ejecutivo indicó que luego de una reunión con el secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, se estableció "un estricto protocolo para los juegos de la postemporada" con un aforo del 18%.

"Luego de la reunión del @prsecsalud, Carlos Mellado con la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, en el que se aceptó establecer un estricto protocolo para los juegos de la postemporada que se llevarán a cabo en instalaciones al aire libre, con distanciamiento, uso de mascarilla y limitando la venta de comida y bebida, así como un aforo de solo el 18%, se está otorgando una dispensa para esos juegos, pues entendemos que los eventos no representan un riesgo mayor de contagios. Mucho éxito a todos los equipos que demuestran en casa y ante el mundo el gran talento deportivo de Puerto Rico", dijo el mandatario en Twitter.

Por su parte, el secretario de Salud dijo que “la fanaticada del béisbol puede estar tranquila. En Puerto Rico se juega béisbol, pero con protocolos estrictos. Lo importante para nosotros es que se cumplan las medidas de protección para evitar focos de infección. La aglomeración es un asunto medular en la propagación del virus y tenemos que asegurarnos de evitar la expansión del virus. No obstante, si garantizamos el distanciamiento podrán aumentar el aforo en los partidos. Además de otras medidas impulsadas”, apuntó el secretario de Salud, Carlos Mellado López. 

La dispensa establece que únicamente las personas vacunadas con tres dosis podrán asistir a los partidos. Se permitirá un aforo mayor al establecido en la Orden Ejecutiva, sin exceder mil doscientos (1,200) de fanaticada por juego, siempre y cuando haya distanciamiento entre las familias. Del aforo se excluyen a los que trabajan en el torneo, integrantes del equipo, árbitros, entrenadores y miembros de la prensa. 

Por otro lado, deben velar por el distanciamiento físico de diez pies entre núcleos familiares, el uso de mascarilla y promover la desinfección de manos. Asimismo, tendrán que evitar la aglomeración de personas en las áreas comunes como puntos de cotejo, entrada, salida, baños, entre otros). Por lo que deberán establecer un sistema en el que toda comida y bebida sea entregada a los asientos de los fanáticos.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo