Más cerca las apuestas deportivas en P. R.

Ya hay reglamento en el Departamento de Estado. La expectativa es que las jugadas puedan comenzar a principios del 2022

Por Aiola Virella

El Departamento de Estado ya publicó el reglamento que permitirá las apuestas deportivas en Puerto Rico. Se trata de un documento que delinea las reglas del juego para los operadores, sus concesionarios y los jugadores que podrán apostar fuera de casinos en todo Puerto Rico sobre eventos deportivos y eventos especiales como e-sports, juegos de fantasía, certámenes de belleza, conciertos y otros.

De no haber comentarios sobre el reglamento publicado, este entrará en vigor el 20 de noviembre próximo. La meta del director de la Comisión de Juegos, Orlando Rivera, es que las primeras apuestas deportivas en la Isla puedan realizarse a principios del año 2022.

Según el reglamento, con fecha del 20 de octubre de 2021, “las apuestas deportivas están autorizadas en eventos deportivos de cualquier deporte profesional o, cualquier evento deportivo universitario, cualquier evento olímpico o internacional, o cualquier parte del mismo, de cualquier equipo deportivo que juegue en un campeonato, torneo, copa, liga o temporada. Además, las apuestas deportivas están autorizadas en eventos especiales, como los de las ligas de juegos electrónicos como los Esports”.

El documento de 219 páginas ya da paso a la solicitud de licencias para las entidades que van a desarrollar esta nueva industria en la Isla y para las personas que trabajarán en ella. No se incluyen las carreras de caballo, ni deportes escolares. Sin embargo, en el hipódromo sí se puede establecer una casa de apuesta deportiva más allá de las carreras de caballo.

Las personas podrán hacer apuestas simples, apuestas múltiples o combinadas. Se permiten jugadas durante el evento. Los tipos de apuestas son: apuestas directas o de cuota fija, apuestas pari-mutuel, apuestas cruzadas o de intercambio.

La determinación del valor de los premios se realiza según el tipo de apuesta. Para las apuestas de cuotas fijas es la multiplicación del importe de la apuesta por el multiplicador de cuota/pago definido en las reglas de juego. Para las apuestas pari-mutuel es la aplicación de un porcentaje del importe total de las apuestas realizadas en ese evento. Para las apuestas de intercambio es la coincidencia de una o mas ofertas de apuesta y una o mas ofertas de contrapuesta realizadas par los jugadores, donde el premio es el total de los ingresos brutos del evento después de restar la comisión o tarifa establecida por el operador y definida en las reglas de juego.

Los operadores principales de casas de apuestas pueden entrar en acuerdos para establecer terminales de venta y operación en locales autorizados para operar como un satélite del operador principal. Los operadores de apuestas por internet deben mantener al menos un espacio físico operativo u oficina con capacidad para prestar servicio al cliente y responder reclamaciones de jugadores.

Las licencias de los operadores principales tienen un costo de $50 mil y la de los puntos satelitales de $2,500. Se puede establecer casas de apuesta en las galleras y allí no se cobrará por la licencia del operador. También en el hipódromo donde solo se cobrará el 50 % de la licencia de operador. Los casinos o agencias hípicas que vayan a ofrecer apuestas deportivas deben solicitar las licencias correspondientes.

“Una vez entre en vigor (el reglamento), la Comisión hará disponible las solicitudes de licencia para los diferentes renglones autorizados bajo ambos reglamentos, tales como licencia de operadores, de cumplimiento y la de tecnología. La Comisión evaluará que las compañías solicitantes cumplan con todos los requisitos establecidos en los reglamentos. Estas son licencias para operaciones complejas, por lo que el periodo de tiempo que tomará evaluar y aprobar las mismas no está predeterminado”, explicó el director de la Comisión de Juegos. Rivera detalló que al momento no se ha sometido ninguna solicitud de licencia en espera de concluir el proceso del reglamento.

Cada operador debe someter un sistema de controles internos que asegure y mantenga la confianza del público en la seguridad, exactitud, la integridad y la rectitud de las apuestas deportivas, entre otros controles. También debe someter anualmente auditorías independientes financieras y de cumplimiento. El operador deberá obtener una certificación para el sistema de apuestas deportivas y sus componentes de un laboratorio de pruebas independiente.

Se regula la publicidad para que el mensaje sea dirigido a adultos de forma responsable. Además, se establecen los requisitos de seguridad y ciberseguridad.

El operador debe tener disponible para el público información sobre los eventos deportivos y tipos de apuestas elegibles para un evento. Cuotas, pagos y precios para apuestas.

Los jugadores deben estar en Puerto Rico y esto se corrobora por geolocalozación. No pueden participar atletas o directivos de organizaciones deportivas, ni nadie con acceso a información confidencial de los atletas o los eventos deportivos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo