La Eurocopa 2020 y la Copa América se transforman por el COVID-19

Tras la emergencia sanitaria mundial, los eventos deportivos han tenido que adaptarse a la nueva realidad. La Eurocopa 2020 y la Copa América 2021 no son una excepción. Metro investiga cómo han cambiado estos torneos y qué se puede esperar de ellos.

Por Daniel Casillas

Después de ser reprogramados debido a las medidas implementadas para evitar la propagación del coronavirus, dos grandes campeonatos internacionales de fútbol se llevarán a cabo entre junio y julio. Tanto la UEFA como la CONMEBOL decidieron seguir adelante con los campeonatos, a pesar de que el número de infectados sigue siendo elevado tanto en América como en Europa, aunque con algunas diferencias fundamentales.

Ambos organismos internacionales habían decidido mantener la presencia de aficionados en los estadios. Sin embargo, en el caso de la Copa América, la nueva sede en Brasil no tendrá aficionados por la crisis sanitaria, mientras que la UEFA dejó en manos de las autoridades de cada país la determinación de cuántos espectadores podían asistir. Eso provocó debates entre aficionados y expertos.

"No cabe duda de que es un reto acoger un evento, especialmente de esta envergadura, durante la pandemia. Sin embargo, otros países han demostrado tener éxito, por ejemplo, con la Super Bowl en Estados Unidos”. –Dr. Brian McCullough, profesor asociado de gestión deportiva en la Universidad A&M de Texas, EE.UU.

“Creo que los aficionados eran esenciales. De lo contrario, el torneo tendría poco atractivo. Como hemos comprobado esta temporada, el fútbol sin aficionados es muy aburrido”, declaró a Metro Steve Greenfield, profesor de derecho y práctica del deporte en la Facultad de Derecho de Westminster (Reino Unido).

Ante la inminente presencia de hinchas, los especialistas piden que se confíe en los funcionarios públicos y otros responsables para que tomen decisiones prudentes a la hora de acoger estos grandes eventos.

“No cabe duda de que habrá protocolos que minimicen los riesgos, pero los aficionados y los jugadores también deben ser conscientes de los posibles riesgos”, explicó Brian McCullough, profesor asociado de gestión del deporte en la Universidad A&M de Texas (Estados Unidos).

A pesar de la importancia de la presencia de los aficionados en los estadios, lo cierto es que, debido a las restricciones, la Eurocopa 2020 y la Copa América se convertirán en un espectáculo digital.

“La realidad es que la mayor parte de los ingresos generados por los campeonatos provendrán de los acuerdos de patrocinio y los derechos de televisión, y no de la venta de entradas, por lo que la cancelación de estos contratos conlleva serias implicaciones” . –Simon Chadwick, profesor global de la industria deportiva de Eurasia.

“Parece que no será una experiencia en vivo y se convertirá en un espectáculo televisivo y digital, por lo que el punto predominante de compromiso con la competición será el teléfono móvil, el ordenador portátil o la televisión”, concluyó Simon Chadwick, profesor global de la industria deportiva de Eurasia.

Tres eventos deportivos celebrados durante la pandemia de COVID-19

  1. Super Bowl: El partido del campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Americano entre los Kansas City Chiefs y los Tampa Bay Buccaneers se celebró el 7 de febrero con unos escasos 25,000 aficionados en el estadio. Los Tampa Bay Buccaneers ganaron el trofeo.
  2. Final de la Liga de Campeones de Europa: La final de la Liga de Campeones de la UEFA (29 de mayo de 2021) tuvo lugar en el Estadio do Dragão de Oporto, Portugal. Debido a las restricciones sanitarias, el número de aficionados que observaron a dos equipos ingleses –Manchester City y Chelsea– fue mucho menor de lo habitual: unos 16,000.
  3. Formula 1: La temporada 2021 de la prestigiosa F1 se ha celebrado este año en diferentes partes del mundo. En cada una de las sedes, un número menor de aficionados pudo asistir a los eventos.

3 PREGUNTAS A… Steve Greenfield

Profesor de derecho y práctica del deporte en la Westminster Law School, Reino Unido

¿Se transformará la Eurocopa 2020 en un campeonato diferente debido a las restricciones de la COVID-19?

— Es un calendario ‘con un año de retraso’ que nos indica que no será ‘normal’. Hay muchos factores diferentes, por ejemplo, el formato de 11 ciudades involucradas. Los jugadores estarán cansados después de una temporada muy difícil, y nadie sabe cómo será la experiencia de los aficionados y, por consiguiente, cómo será para los seguidores de la televisión.

La UEFA ha insistido en permitir la presencia de aficionados en los estadios. ¿Era realmente necesario?

—  Creo que los hinchas eran esenciales, de lo contrario el torneo tendría poco atractivo. El mayor problema es que los distintos países tienen diferentes requisitos en cuanto a los desplazamientos: Inglaterra y Escocia han tenido diferentes normas de cierre. ¿Se exigirá un certificado de vacunación y una prueba antes de viajar y quizá para entrar en el estadio?

El Reino Unido se enfrenta a problemas con la variante india, y si se extiende a Europa, lo que parece muy probable, podríamos encontrarnos con nuevas restricciones a los viajes. Es muy difícil planificar, dado lo rápido que pueden cambiar las cosas. En el Reino Unido sabemos que permitir que algunos eventos se lleven a cabo probablemente condujo a la propagación del virus. No se puede correr ese riesgo.

¿Será la Eurocopa 2020 un buen negocio para la UEFA a pesar de las restricciones del COVID-19?

—  No sé si los costes financieros, pero la UEFA ha tenido el dinero de las entradas anticipadas durante dos años. Y ahora se les dice a algunos aficionados que sus entradas han sido canceladas debido a la reducción de las capacidades. Sin embargo, las entradas de empresa siguen estando disponibles. Esto está causando un gran revuelo y la UEFA debería ofrecer algo a estos aficionados. El fútbol está en una crisis financiera, así que cualquier ingreso es bienvenido, pero no a cualquier precio.

¿Quién podría ser el campeón de la Eurocopa 2020, en su opinión?

— Quizá sea la mejor oportunidad para Inglaterra, ya que cuenta con un equipo joven y bastante dinámico, además de las semifinales y la final en Wembley. Sin embargo, los jugadores ingleses parecen muy cansados, ya que la liga llegó a su fin con un gran esfuerzo. El fútbol inglés es fuerte en este momento, mirando las competiciones europeas de clubes. Pero nunca se puede descartar a Francia y Alemania.

Luciano Wernicke: “La priopridad hoy no es necesariamente el deporte”

Entrevista. El periodista argentino e historiador de certámenes deportivos da a Metro su visión sobre lo que puede ocurrir. 

 

¿Qué panorama ves sobre la Copa América, que es una de las más próximas?

— No está el mundo, en realidad, en su mejor contexto. Vos me preguntaste si antes el fútbol se había visto afectado y podría decir por la Guerra Mundial, porque después del Mundial de Francia, supuestamente iba a haber un Mundial en el año 1942 que se suspendió lógicamente. Y también en el 46, porque la posguerra no permitía que muchos países, sobretodo los europeos que estaban diezmados por el conflicto beligerante, pudieran tener los medios para participar.

Los Juegos Olímpicos, por ejemplo, fueron interrumpidos por la Primera Guerra Mundial. Estaba dispuesto un juego para 1916, que fue cancelado. Después sí se hizo el de 1920 en Amberes, en Bélgica. Pero digo, son circunstancias muy, muy difíciles a nivel global, tanto social, económico, político.

Entonces, todo esto del COVID-19 evidentemente afecta a la política, también nos afecta a todos nosotros, porque nos encontramos encorsetados en una realidad que no nos permite movernos para cualquier lado. Estamos limitados. Nuestro trabajo está limitado y ciertas actividades no están limitadas directamente. Han desaparecido frente a todo eso. Yo creo que hasta que la mayor parte de la población mundial no alcance el estatus de vacunado con la dosis o por lo menos con una dosis, en el caso de algunas vacunas, esto va a ser muy difícil en todo sentido.

¿En América habíamos tenido alguna situación similar en la Copa América o alguna de las que se juegan acá?

— Sí, una Copa América en 1918 o 1919 se tuvo que postergar. Creo que se iba a jugar en Brasil y por una epidemia –también una epidemia de gripe– pasó al año siguiente. Así que hay un antecedente para la Copa América.

De hecho, la Copa América se iba a jugar el año pasado y se retrasó, por lógica. A mí me cuesta creer todavía que no se liberen partidas de vacunas, por ejemplo, para los futbolistas. Depende de determinadas circunstancias, porque en realidad, ¿cuál es la prioridad? Es muy difícil decirlo. La prioridad deberían ser las personas mayores que evidentemente integran el grupo etario que más muertos ha tenido.

¿Qué es más importante? ¿Darles las vacunas a los deportistas o dárselas a personas ancianas cuya vida depende de eso? Me parece que la prioridad hoy no es necesariamente el deporte, pero al fin y al cabo, ¡qué se yo! También el deporte ayuda porque uno está encerrado en su casa y por lo menos se distrae un poco. Y no es menor, tampoco, esa cuestión, ¿verdad?

ANÉCDOTAS INCREÍBLES

Eurocopa: “Uno de los hechos más interesantes tiene que ver con un equipo que salió campeón sin haber clasificado, lo cual es bastante curioso o llamativo. Dinamarca, en la edición de 1992, no había clasificado, había quedado segunda en el grupo eliminatorio o clasificatorio. Como Yugoslavia, que había quedado primero en el grupo, quedó inmersa en una guerra civil brutal, sangrienta, no pudo competir y su lugar fue ocupado por Dinamarca, que terminó saliendo campeón. Ese es un caso muy interesante”.

Copa América: “Hay muchas historias que vistas con los ojos de hoy realmente parecen de ficción. Tengamos en cuenta que si uno habla de una Copa América como la de 1916, que fue la primera, han pasado más de 100 años y los equipos viajaban y se instalaban en la ciudad, por este caso Buenos Aires. Pero los argentinos, los integrantes de la selección argentina (a diferencia de los de Brasil, Uruguay y Chile, que estaban en el hotel y permanecían en el país) eran amateurs, igual los otros, pero quiero decir que conservaban sus trabajos que no tenían que ver con con el fútbol. Y antes de un partido con Brasil, de los 11 futbolistas designados solamente aparecieron en el estadio 10. Faltaba uno que por motivos profesionales no había podido llegar. Salieron a la cancha a ver si en la tribuna encontraban a algún futbolista que estuviera ahí y encontraron a un delantero del club Huracán que se llamaba José Laguna. Fue al vestuario, le dieron la ropa, le prestaron un par de botines, sus zapatos y salió a la cancha y Argentina ese día empató 1-1 con Brasil y el gol lo hizo José Laguna, el espectador que se había convertido en goleador”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo