Apuestas en carreras de caballos en la Isla generaron $111 millones en el 2020

La Asociación de Criadores de Caballos dicen que están en niveles no experimentados en más de 20 años.

Por Metro Puerto Rico

La Asociación de Criadores de Caballos Purasangre de Puerto Rico, informó hoy, martes, que actividad hípica en la Isla ha alcanzado niveles no experimentados en más de 20 años, con un histórico promedio de apuestas mensuales, desde la reapertura de las carreras de caballo en el mes de junio del año pasado hasta el enero, de $736,393.00.

“Las cifras que estamos viendo, los números y la data oficial analizada, demuestran que el deporte hípico se encuentra atravesando su mejor momento desde la década de los años noventa.  El resurgimiento de esta industria, el interés del pueblo en ella, está moviendo cifras que jamás había visto esta generación. Estamos hablando que, en el 2020, con menos días de carreras debido a los meses que cerró el hipódromo por la pandemia del COVID-19, se generaron $ 111,229,816.50 en apuestas. Eso superó las del 2019 y 2018. El promedio mensual de apuestas desde junio de 2020 hasta enero de este año, de unos $736,393, no se veía desde el 1989 cuando fue de $910,561”, señaló Eduardo Maldonado, presidente de la entidad.

Te recomendamos:

Además, de estos números, otros miembros de la industria resaltaron el dato de que el premio retroactivo de los dueños de caballos cerró en 124 por ciento para el 2020. Algo que tampoco ha sucedido en más de 20 años.

“Es imperativo destacar que antes de la pandemia, las jugadas generadas por los Sistemas de Video Juegos Electrónicos, conocidas como VTL estaban a la par y en muchos casos superan las apuestas convencionales. Por ejemplo, en enero 2020, se registró unos $514,126.10 en apuestas directas, mientras que las VLT hicieron $571,211.89. Desde junio, en ningún momento estos sistemas han superado las carreras locales. Para este pasado enero, las cifras fueron $ 831,861.62 a $693,659.00. Estamos en un momento sin precedentes de interés de nuestra gente en el deporte de caballos. Es momento de atraer más personas”, indicó el Sr. Luis Orraca, Presidente de la Confederación Hípica de Puerto Rico.

Antes de la pandemia, la industria hípica, la cual actualmente genera unos 9,000 directos, se encontraba en medio de una estrepitosa caída que se remonta a mediados de la década de los noventa. Debido a esta reducción, la cantidad de caballos había mermado significativamente; de 740 caballos activos registrados en el Hipódromo Camarero en el 1999, para el 2017 el número de ejemplares se redujo a 220, una baja de 60 por ciento.

Con esta reducción, se experimentó una baja sustancial en las apuestas, que, por la particularidad de la industria, es la mayor fuente de ingresos a la misma. Como ejemplo de esto, en el 1999 las apuestas de caballos llegaban a los $245 millones mientras que en el 2017 el monto total fue de apenas $77 millones, una merma de aproximadamente $168 millones en un período de sólo 19 años.

Sin embargo, desde eventos como la marcha a favor del hipismo y la reapertura de las carreras de caballo, la misma se ha disparado.

“No cabe la menor duda que, por primera vez en décadas, vemos la oportunidad de que Puerto Rico cuente con una industria hípica moderna, transparente y enérgica, que produzca resultados tangibles, no sólo para sus miembros, sino también para la sociedad en general. De eso se trata. Estamos confiados que los componentes de este sector, junto al designado director ejecutivo de la Comisión de Juegos de Puerto Rico, el amigo Orlando Rivera, podemos hacer que este renacer sea algo permanente, creando las bases para dejarle a generaciones futuras una mejor hípica”, dijo Orraca.

“Una industria y deporte hípico robusto y vibrante es fundamental, no solo para la retención y aumento de empleos, sino para incrementar los ingresos gubernamentales provenientes de las contribuciones derivadas de las apuestas y otras fuentes, además de resultar en una mejor fuente para el sostenimiento y mejoramiento de todas las fases de nuestra industria – deporte para llevarla al nivel de prestigio de otros países. Las carreras de caballos es un sector que contribuye a nuestra economía con unos $201,000,000 anuales, según información de la Junta de Planificación de Puerto Rico para los años 2017-2019, indicó el Lcdo. Charles Cuprill, Presidente de Puerto Rico Horseowners Association, Inc.

De acuerdo con el informe de ingresos y egresos emitido por el Departamento de Hacienda para el año fiscal 2018-2019, el gobierno generó unos $36.17 millones en arbitrios directos provenientes de los cargos e imposiciones contributivas sobre la industria hípica local, incluyendo las ventas de impresos para las apuestas, las licencias del hipódromo y la participación en las apuestas, entre otros. Todos los fondos recaudados por la expedición de licencias, así como un porciento de las jugadas de ‘Pool’ y ‘Bancas’ son transferidos al Fondo General para que de esta manera se le asignen los mismos al sistema de educación pública, incluyendo a nuestro primer centro docente, la Universidad de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo