José Pedraza cayó en Las Vegas

Sufrió su tercera derrota.

Por José Encarnación Martínez

A José Pedraza le presentaron un tostón de mayores proporciones esta noche. José Zepeda no era ningún guineíto'e piña y le dio lo suyo al nuestro.

El púgil boricua, que vio desmejorar su foja a (26-3, 14KOs), cayó por decisión unánime (97-93, 97-93, 97-93) ante Zepeda (31-2, 25KOs), mexicano desarrollado en California y que fue un verdadero saco de papas sobre el ensogado, asimilando todo lo que presentó el orgullo de Cidra, en combate a diez asaltos celebrado en Las Vegas.

Ya en el segundo capítulo el pómulo izquierdo de Pedraza lucía inflamado y su rostro prometía sangre. El gallo del patio no picaba. Los primeros tres rounds fueron de Zepeda, dominando intercambios en el centro del cuadrilátero y castigando fuertemente la anatomía del boricua, que no lució el fino boxeo que lo caracteriza.

Pedraza intentó acortar distancia entrando tímidamente con su jab y resguardándose en una guardia zurda que no fue factor en ningún momento. El "sniper" tuvo su brillo de gatillero, pero apostó a la cacería de Zepeda, que demostró ser un asesino, un mercenario sin miedo a la guerra.

En el octavo asalto, sin embargo, pareció llegarle un segundo aire a Pedraza. Se vieron algunas combinaciones en el rostro de Zepeda, pero el castigo le alimentó el espíritu al guerrero con más sed de victoria. En el noveno episodio corrió la sangre en el rostro de Pedraza y se vio sin fuerza. No obstante, el nuestro nunca condenó al olvido la cría boricua y cerró con todos los cartuchos el décimo asalto. Pero no fue suficiente.

Pedraza venía de noquear al Cañitas Lozada (40-3, 34KOs) el pasado 25 de mayo, en lo que fue su reaparición tras sufrir su segunda derrota ante el mejor libra por libra, el ucraniano Vasyl Lomachenko (14-1, 10KOs).

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo