Carlos Correa modera actividad en pretemporada

El campocorto de Houston ha moderado desde los swings hasta recorridos a toda velocidad, con la esperanza de que un menor esfuerzo durante febrero y marzo derive en una mejor salud durante septiembre y octubre

Por AP
WEST PALM BEACH, Florida, EE.UU. (AP) — Carlos Correa solía realizar más de 200 swings y levantar pesas diariamente durante las pretemporadas anteriores.

Tras una campaña en que se perdió seis semanas de actividad por una lesión de espalda que persistió durante el resto del año, el boricua ha modificado sus preparativos. El campocorto de Houston ha moderado desde los swings hasta recorridos a toda velocidad, con la esperanza de que un menor esfuerzo durante febrero y marzo derive en una mejor salud durante septiembre y octubre.

“Me sobreentrené durante el ‘spring training’, y se notó a la mitad de la temporada, con toda la otra carga de trabajo”, reconoció Correa. “Obviamente mi espalda me dolía, y fue por todo ese trabajo. Fue demasiado. Este año he relajado un poco todas las cosas que hice el año pasado, y voy a trabajar con más inteligencia”.

Ello significa limitar sus swings a no más de 30 por sesión y a unos 85 diarios. Las sesiones de pesas no serán más de tres en una semana.

“Todavía entreno duro, pero no se parece a lo que hacía antes”, explicó. “Se trata sólo de ser inteligente con esto”.

Correa ha buscado también cuidar su espalda cuando no está jugando béisbol, y considera que ello le ayudará a evitar problemas similares en el futuro.

“Algo que aprendí del año pasado fue a ser consciente del trabajo y todo lo que hago dentro y fuera del terreno", comentó. “Cuando estoy descansando en casa, en el sofá, trato de sentarme derecho y de tener una buena postura. Ahora nadie tiene que decírmelo. Yo lo sé”.

Correa bateó para .268 con 13 jonrones y 49 impulsadas durante la primera mitad de la campaña anterior. Pero jamás se recuperó de un pellizco en un nervio de un disco intervertebral, sufrido en la segunda mitad, durante la que tuvo un promedio de apenas .180, con dos vuelacercas y 16 empujadas.

Sus problemas le llevaron a terminar la temporada de 2018 con el menor promedio de bateo en su carrera de cuatro años (.239) y con las menores cifras de hits (96), dobles (20), jonrones (15) y remolcadas (65).

El manager AJ Hinch considera que la mala campaña representará una motivación adicional para Correa.

“No creo que mucha gente lo dude, pero él va a probar que están equivocados quienes dudan de él”, dijo Hinch. “Es una gran parte de esta franquicia, y a la gente le gusta demostrarlo”.

Correa modera actividad en pretemporada

Por KRISTIE RIEKEN,  Associated Press
WEST PALM BEACH, Florida, EE.UU. (AP) — Carlos Correa solía realizar más de 200 swings y levantar pesas diariamente durante las pretemporadas anteriores.

Tras una campaña en que se perdió seis semanas de actividad por una lesión de espalda que persistió durante el resto del año, el boricua ha modificado sus preparativos. El campocorto de Houston ha moderado desde los swings hasta recorridos a toda velocidad, con la esperanza de que un menor esfuerzo durante febrero y marzo derive en una mejor salud durante septiembre y octubre.

“Me sobreentrené durante el ‘spring training’, y se notó a la mitad de la temporada, con toda la otra carga de trabajo”, reconoció Correa. “Obviamente mi espalda me dolía, y fue por todo ese trabajo. Fue demasiado. Este año he relajado un poco todas las cosas que hice el año pasado, y voy a trabajar con más inteligencia”.

Ello significa limitar sus swings a no más de 30 por sesión y a unos 85 diarios. Las sesiones de pesas no serán más de tres en una semana.

“Todavía entreno duro, pero no se parece a lo que hacía antes”, explicó. “Se trata sólo de ser inteligente con esto”.

Correa ha buscado también cuidar su espalda cuando no está jugando béisbol, y considera que ello le ayudará a evitar problemas similares en el futuro.

“Algo que aprendí del año pasado fue a ser consciente del trabajo y todo lo que hago dentro y fuera del terreno", comentó. “Cuando estoy descansando en casa, en el sofá, trato de sentarme derecho y de tener una buena postura. Ahora nadie tiene que decírmelo. Yo lo sé”.

Correa bateó para .268 con 13 jonrones y 49 impulsadas durante la primera mitad de la campaña anterior. Pero jamás se recuperó de un pellizco en un nervio de un disco intervertebral, sufrido en la segunda mitad, durante la que tuvo un promedio de apenas .180, con dos vuelacercas y 16 empujadas.

Sus problemas le llevaron a terminar la temporada de 2018 con el menor promedio de bateo en su carrera de cuatro años (.239) y con las menores cifras de hits (96), dobles (20), jonrones (15) y remolcadas (65).

El manager AJ Hinch considera que la mala campaña representará una motivación adicional para Correa.

“No creo que mucha gente lo dude, pero él va a probar que están equivocados quienes dudan de él”, dijo Hinch. “Es una gran parte de esta franquicia, y a la gente le gusta demostrarlo”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo