Peloteros de Grandes Ligas piden cambios tras caída de salarios

Los jugadores desean un cambio y la gerencia podría estar abierta a negociaciones

Por AP

NUEVA YORK — El salario de Neil Walker cayó de 17,2 millones de dólares a dos millones en dos años. El de Greg Holland fue cortado también de 14 a dos millones esta temporada. Y el de Daniel Murphy se redujo de 17,5 a 10 millones.

Mientras Manny Machado acordó un contrato aún pendiente por 10 años y 300 millones de dólares con San Diego y es probable que Bryce Harper supere el convenio récord de Giancarlo Stanton por 13 años y 325 millones de dólares, muchos veteranos que no son superestrellas han sido afectados en el mercado de la agencia libre.

Los jugadores quieren un cambio, y la gerencia podría estar abierta a negociaciones para alterar el convenio colectivo de trabajo como parte de una extensión al acuerdo actual, programado para expirar en diciembre de 2021.

“Está realmente claro que ha habido una redistribución de cómo los equipos miran a los jugadores veteranos”, señaló el miércoles el agente Scott Boras. “Tenemos un problema claro en la industria de un cáncer no competitivo. Como cualquier paciente con una enfermedad, tenemos que atenderlo inmediatamente. De otra forma será cada vez peor”.

De los 111 acuerdos anunciados entre los 164 jugadores que ejercieron sus derechos a la agencia libre tras la Serie Mundial, 36 fueron por contratos de ligas menores y 26 fueron por un año y menos del salario promedio del año pasado, de poco más de cuatro millones de dólares.

En total, 46 jugadores obtuvieron contratos por un año, 19 por dos y siete por tres años. Sólo tres convenios a largo plazo para agentes libres han sido anunciados: el del zurdo Patrick Corbin por seis años y 140 millones de dólares con Washington, el del jardinero A.J. Pollock por cinco calendarios y 60 millones con los Dodgers de Los Ángeles, y el del lanzador Nathan Eovaldi con Boston por cuatro temporadas y 68 millones de dólares.

Los equipos están reemplazando a los veteranos con jugadores más jóvenes que ganan el mínimo de 555.000 dólares o una cifra cercana, quienes carecen de los aproximadamente dos años y dos tercios de servicio en Grandes Ligas necesarios para ser elegibles al arbitraje salarial. En la era de los análisis, más barato podría no ser mejor, pero a menudo no es mucho peor.

“Todos los jugadores veteranos de cierta edad están siendo afectados por los análisis, lo que no sólo no es generalizado, sino que es bastante uniforme con la mayoría de los equipos”, opinó el exgerente general de los Mets de Nueva York, Sandy Alderson, ahora asesor senior con los Atléticos de Oakland. “Las matemáticas son las matemáticas”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo