No hay nada como la fanaticada boricua

Eufóricos como nadie en el mundo, los fanáticos puertorriqueños lograron parecerse al ambiente de las Olimpiadas de Río 2016 y sacaron lo mejor de los atletas

Por Víctor Torres Montalvo

El primer torneo de tenis de mesa en Puerto Rico por el cual un público pagó para ver también vino acompañado de un asombro de los mismos jugadores y de los directivos de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, en inglés) por la euforia que la fanaticada boricua presenta en cancha.

También que, desde la perspectiva europea de cómo se disfruta el deporte, Puerto Rico rompe con la cultura de disfrutar los juegos en silencio y con poco ruido.

Así opinó el director de la región panamericana de la ITTF, Freddy Almendariz, al revelar que la federación internacional está complacida porque la organización de la Copa ITTF Panamericana 2019 en la isla ha cumplido con las expectativas previstas.

"Este es un evento histórico por todo el ambiente que se está viviendo. Normalmente, un evento de tenis de mesa tiene mucha audiencia en Europa y en Asia, sin embargo, la atmósfera como tal no se vive en estos países por la cultura que manejan", destacó Almendariz.

Pero todo esto no es algo inesperado porque tienen en cuenta el impacto y reconocimiento mundial en el deporte que tiene Adriana Díaz. El funcionario recordó que, al ver las transmisiones que realizan de los eventos, cuando la utuadeña juega llegan a tener unas seis mil personas conectadas "[pero] dejaba de jugar Adriana y llegábamos a mil, como mucho".

"No creo que toda la atmósfera que se vive en Puerto Rico sea tan fácil de adquirir en otros países", confesó. Y los jugadores tampoco lo creen. Por lo menos Díaz y el sexto mejor jugador del mundo, Hugo Calderano, así lo hicieron saber en sus expresiones a la prensa.

Calderano resaltó el ambiente "tan bueno" y la puertorriqueña contó que una de sus rivales le dijo, jocosamente, que no quería jugar por las miles de personas que habían en cancha.

Fanaticada boricua Foto: Al ritmo de la música, un fan puertorriqueño demuestra sus habilidades de baile / Dennis A. Jones/Metro PR

Por su parte, el directivo ecuatoriano comparó la emoción de la fanaticada boricua con la atmósfera que vivió la ITTF en los Juegos Olímpicos de Río 2016. A diferencia del ambiente "mucho más apagado y tranquilo" en otros países, en la isla lo que hay es emoción.

"Muchos deportistas se sienten muy motivados al ver esto y creo que, si han visto el nivel de los deportistas, han dado mucho más de su nivel porque saben que no son diez personas que los están viendo", opinó, al recordar que vio jugadores que han reaccionado muy diferente a como lo hacen usualmente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo