Mónica Puig revela momentos difíciles después de la medalla y cómo los superó

La tenista cayó en una depresión, pero ya se siente con el nivel de madurez necesaria para manejar presiones que vienen en su carrera profesional. Destaca que lo importante es creer en uno mismo y tener un bien sistema de apoyo familiar

Por Aiola Virella

La medallista de oro olímpico por Puerto Rico, Mónica Puig ofreció hoy un conmovedor testimonio ante cientos de mujeres puertorriqueñas que participaban en Animus —un evento para generar redes y apoyos a mujeres emprendedoras— sobre el valor de creer en uno mismo para seguir adelante en búsqueda de sus metas.

Puig reveló que luego de los momentos de gloria de la medalla olímpica cayó en depresión al manejar la fama luego de las olimpiadas, pues no tenía la madurez en el momento para manejar toda la presión que había sobre ella. De hecho, dijo que luego de la medalla pensó que era la Mujer Maravilla y que ganaría muchos torneos más, pero tuvo que lidiar con eliminaciones en el año 2017.

“Caí en una depresión […] La vida te cambia de una manera drástica […] Hasta que cumplí los 25 años, decidí que estaba lista para ir al próximo nivel y madurar, esto me pasó a los 21 años (la medalla de oro). ¡Yo era muy joven! […] No supe cómo manejar todo lo que me venía encima y tuve un año horrible, pero este año dije, vas a estar OK… Todo el mundo tiene que saber que cuando tienes un mal momento, va a estar OK. Uno se tiene que agarrar de la familia, de los verdaderos amigos porque cuando lo haces bien tienes mucha gente que quiere ser tu amiga, pero cuando las cosas van mal… ¿quién está ahí por ti? Nadie, menos tu círculo más cercano”, relató Puig.

La tenista dijo que no es fácil desarrollar confianza en uno mismo y que ella tiene momentos difíciles en los que se tira en su cama a llorar, pero que cuenta con el apoyo de su madre, quien le enfatiza que debe levantarse y trabajar duro para tener éxito. “Creer en ti… no ha sido fácil. Hay mucha negatividad, pierdes partidos y recibes comentarios, amenazas, eso hunde, eso duele más que la perdida. Pero, uno se pone a pensar y me digo yo he llegado hasta aquí creyendo en mi, si me rindo ahora no va a valer la pena cuando en un momento mire para atrás. Creer en ti es lo más poderoso que puede tener una persona, y una mujer”, afirmó la medallista olímpica. Reveló que bloquea los comentarios que siente dañinos en las redes sociales.

Puig no titubeó al afirmar que las mujeres “estamos tomando el mundo”. Afirmó que tiene como meta competir en las Olimpiadas de Tokio y traer una segunda medalla para Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo