BOSTON – Comencemos por lo básico: los Medias Rojas de Boston picaron adelante en la Serie Mundial de las Grandes Ligas y vencieron a los Dodgers de Los Ángeles, por 8-4, ante casa llena en el mítico Fenway Park.

Un jonronazo de tres carreras en la parte baja del séptimo episodio, cortesía del dominicano Eduardo Núñez, puso a temblar las gradas y aseguró la victoria d los locales, que ahora  suman 13 triunfos en sus últimos 15 juegos de Serie Mundial, desde 2004.

Boston abrió la pizarra en la primera entrada con indiscutible al jardín derecho que trajo al plato a Mookie Betts. Mookie comenzó la jornada con hit al central y luego se agenció el robo de la intermedia. En total, fueron dos las carreras de los Medias Rojas en el primer inning.

Empero, los Dodgers no se quedaron de brazos cruzados. En conteo de 3-2, Matt Kemp despidió la pelota por el Monstruo Verde y comenzó el intercambio ofensivo, hasta extenderse a la baja de la quinta entrada, cuando Boston comenzó a despegarse en el pizarrón.

Por los locales, Chris Sale inició el partido. Sale se despidió en cuatro entradas y finalizó la noche con tres carreras en su contra, así como con siete ponches. El zurdo inició su primer juego desde el primer partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, el 13 de octubre, cuando permitió dos carreras en cuatro capítulos y se fue sin decisión en la derrota de Boston.

Sale había sido hospitalizado en Texas luego de sufrir una enfermedad estomacal. Antes de su salida ante los Dodgers, el flaco de recta poderosa solo había acumulado 27.1 entradas (incluida la postemporada), desde el inicio del mes de agosto.

Craig Kimbrel le puso punto final al choque, en labor de relevo en la novena entrada.

Por los Dodgers, Clayton Kershaw realizó su tercera apertura de Serie Mundial. El zurdo lanzó por espacio de cuatro entradas completas y permitió cinco carreras limpias. Vale la pena recordar que el año pasado Kershaw ganó el primer choque ante los Astros de Houston en Los Ángeles. En aquella ocasión lanzó siete capítulos y solo concedió una carrera. Sin embargo, en el juego cinco de aquella serie, Kershaw permitió seis rayas en 4.2 entradas.

Antes de su más reciente resultado, Kershaw registraba marca de 4-1 con efectividad de 3.32 en sus últimas siete aperturas de postemporada.

Importante tener presente que los Medias Rojas eran uno de cuatro equipos que Kershaw nunca había enfrentado en su carrera: Dodgers (pertenece a esa novena), Orioles de Baltimore y Mellizos de Minnesota.

Sepa que el ganador del primer juego de la Serie Mundial ha ganado en 70 de 113 ocasiones (61.9%). Tenga presente que esta es la edición 114 del campeonato de las Grandes Ligas y que en las últimas 21 ediciones del Clásico de Otoño, el ganador del primer enfrentamiento se ha coronado en 17 (81%).

Como dato curioso, en sus tres previas apariciones en la Serie Mundial los Medias Rojas arrancaron con victorias. ¿Dejavú?

Te recordamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo