Sanción "injusta" le cuesta el oro al velerista 'Quique' Figueroa

Los jueces de vela penalizaron al veterano atleta sabiendo que habían un error en la apelación presentada

Por Víctor Torres Montalvo

Hasta el día de hoy, todas las noticias que han llegado desde Barranquilla habían sido de unos oros, platas y bronces bien luchados, pero hoy en la noche una sanción "injusta" dejó sin un oro bien merecido al veterano velerista boricua Enrique "Quique" Figueroa.

Por esta decisión de los jueces en la disciplina de vela, el deportista se quedó con el bronce.

Tras varias horas de espera por una apelación que le daría otra medalla de oro a la delegación puertorriqueña, esta noche la dupla de veleristas Figueroa y Francheska Valdés recibieron la noticia de que los jueces que atendieron una apelación por un fallo en una regata decidieron en contra de ellos.

"Estos jueces han intentado o han manchado la reputación de un atleta que se ha ganado el prestigio y el respeto de la gente. Pero, sobretodo, han tratado de perpetuar una mentira", expresó Fernando Olivero, asesor legal del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR), al medio Telemundo desde Barranquilla.

La apelación de los puertorriqueños sucedió luego de que, hace unos días, el equipo de Venezuela pidiera la descalificación de los boricuas en el evento Hobby. Específicamente, la delegación venezolana había reclamado una violación a las reglas del deporte en la regata número siete. En esa carrera, Figueroa y Valdés habían finalizado primeros.

Pero había un problema. Hoy el COPUR informó que Venezuela había cometido un error al realizar el reclamo: no era la regata siete, sino la seis. En esta, el PUR 1 —como están identificados los puertorriqueños— llegaron terceros.

De acuerdo con Olivero, Venezuela y los jueces sabían este error. Empero, decidieron en contra.

"Cómo es posible que un juzgador, en cualquier parte del mundo, conociendo que está cometiendo una injusticia, de que erró y de que no ocurrió nada en la regata número siete pretenda sancionar a nuestro atleta por algo que no ocurrió", se preguntó el asesor, visiblemente frustrado y molesto.

Figueroa, tras enterarse de la situación, bajó unas líneas fuertes. "En mi vida había visto una ridiculez tan grande como esto que acabamos de presenciar aquí…".

Su compañera Valdés, entretanto, se mostró segura de lo que había pasado. "No la estamos pasando bien, pero sabemos que en el agua quedó. Somos los campeones. No importa qué, para nosotros ganamos. La puntuación lo dice".

Olivero, acompañado por Jaime Lamboy, director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR) del COPUR, también envió un mensaje directo a los jueces que tomaron la determinación.

"Le dije que, en este caso en particular, cargarán en su consciencia una de las mayores injusticias que se ha cometido en el deporte", sostuvo.

Por su parte, Lamboy dejó claro que no se estaba pidiendo que no se sancionara a Figueroa y Valdés, sino que —si se había cometido una falta— se tomara acción en la regata correcta.

Finalmente, el funcionario deportivo dejó saber que estaban en el proceso de pedir más documentos para ver qué opciones tenían para apelar la decisión.

Loading...
Revisa el siguiente artículo