En el limbo los Cangrejeros de Santurce

Según desgloses, las deudas de los Cangrejeros superaban el medio millón de dólares al momento del traspaso de administración.

Por José Encarnación Martínez

Los Cangrejeros de Santurce volverán al Baloncesto Superior Nacional (BSN) para la temporada del 2019. Eso aseguraron en conferencia de prensa ayer el presidente del BSN, Fernando Quiñones, y el apoderado de la organización, Ariel Rodríguez. Sin embargo, al presente queda en el aire el panorama fiscal de la franquicia, cuyas deudas –según estipuladas en el contrato de traspaso que originalmente tenía como fin concretar un acuerdo con quien iba a ser el nuevo tenedor, Ricardo García– alcanzan los $335,425.04.

Según explicó Rodríguez, quien confirmó que volverá a asumir las riendas cangrejeras,  hay un plan para poner en marcha la recuperación de la legendaria franquicia de cara al año próximo. No obstante, ante preguntas de este medio Rodríguez no pudo entrar en detalles sobre ese particular. Por otro lado, aprovechó para reaccionar a las acusaciones hechas por García y Camilo Domínguez (quien fungiría como coapoderado) luego de que el liderato del BSN declarara “nulo” el contrato de transferencia de administración y saliera a la luz pública el tétrico panorama fiscal de la organización, cuyas deudas –según desglosadas– sobrepasan el medio millón de dólares.

Rodríguez explicó que el contrato del traspaso del equipo tenía como principio que los nuevos apoderados (Domínguez y García) debían asumir hasta $250 mil de entre el total adeudado a jugadores y miembros del cuerpo técnico de los Cangrejeros.

“Cualquier exceso sobre esa cantidad ($250 mil), el contrato que firmamos dice que yo era responsable. El total de la deuda, ahora mismo exactamente no te lo puedo decir por la razón de la negociación”, explicó Rodríguez.

No obstante, en el segundo párrafo del duodécimo punto del borrador del convenio de apoderados, en el que se presentan las condiciones de asumir las riendas de los Cangrejeros, se detalla lo siguiente:

“El apoderado se hará responsable de todas las deudas existentes con jugadores por su participación con los Cangrejeros de Santurce en la temporada actual y las anteriores. Nada impide que entre el apoderado anterior (Ariel Rodríguez) y el nuevo apoderado (García) haya convenios de nivelación por dichas deudas. Pero las deudas con los jugadores de los Cangrejeros, así determinadas mediante Resolución Final del Director del Torneo, son deudas de la franquicia de acuerdo a la Reglamentación vigente de la liga y tienen consecuencias como la imposibilidad de contratar jugadores invitados, de realizar otra serie de contratos y transacciones”.

En ese sentido, para Domínguez es precisamente este detalle lo que establece que las negociaciones entre apoderados, entiéndase lo que se acordó en el contrato, no puede ir por encima del convenio.

“Eso (el duodécimo punto del convenio) te dice que no importa lo que se logra en las negociaciones en cuanto a la relación del manejo de las deudas que hay que pagarle a los jugadores. Por eso es que el abogado de Kevin Hamilton nos escribió el 13 de marzo, porque nosotros cogimos el equipo el 9 de febrero”, manifestó Dominguez en conversación vía telefónica con este diario, señalando que la deuda con Hamilton era originalmente de $420 mil, pero la representación legal del canastero reclamó $177 mil mediante una misiva con fecha del 13 de marzo dirigida a su persona y a la de García.

Empero, de acuerdo con Rodríguez, la deuda con Hamilton solo es de $38,500, ya que durante la temporada de 2017 el quinteto recesó “y el contrato no era garantizado”. Asimismo, aseguró no tener conocimiento de la carta enviada a Dominguez y a García.

El desglose de las deudas de los Cangrejeros, de acuerdo a la información ofrecida por Domínguez es el siguiente: Javier Mojica ($48,618), Javier González ($33,609), Ánsel Guzmán ($21,493), Mike Rosario ($22,647), Ángel Ayala ($12, 209), Joel Gierbolini ($15,206), Nikko Acosta ($4,792), Christian Soto ($6,500), Jeff Early ($9,049), Owen Pérez ($7,022), Johan Petro ($2,089) y el exjugador de la NBA, Carlos Arroyo ($96 mil, de acuerdo con su abogada Suilán M. Barreras Sin).

Igualmente, se incluyen en el listado de deudas al técnico de la selección nacional, Eddie Casiano ($24,732), a Edmundo “Mundi” Báez ($8,978), a Rafael “Chino” Torres ($6,783), a Felo Rivera ($25 mil de los $30 mil por los derechos de John Holland) y a Julio Toro ($12,500).

Metro logró una reacción de Toro.

“Es una pena que en nuestra propia casa siempre quieran esconder la basura debajo de la alfombra. A nadie la extraña esta tradición, porque por mucho tiempo estamos sufriendo esto. Imagínate tú qué mensaje estamos dando, si hasta a las principales figuras nacionales siempre se nos debe”, dijo Toro sobre las deudas de Santurce, no sin antes confirmar que, en efecto, se le debe el total mencionado.

Aunque en la conferencia de prensa no se pudo explicar con detalle, fuentes indican que también se le deben miles de dólares a agentes de jugadores, suplidores, entre otros. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo