Yanquis eligen a Aaron Boone como su nuevo manejador

Actualmente, Boone es comentarista de televisión

Por EFE
Aaron Boone. EFE
Yanquis eligen a Aaron Boone como su nuevo manejador

Nueva York- La directiva de los Yanquis de Nueva York confirmaron ayer lunes, de manera oficial el nombramiento de Aaron Boone como su manejador después de haberlo firmado por tres temporadas.

El expelotero y actual comentarista de televisión superó en el proceso de selección a otros cinco candidatos, entre los que estuvo otro esjugador, el puertorriqueño Carlos Beltrán.

Boone llega al cargo para ocupar la vacante que dejó Joe Girardi que fue despedido después que los Yanquis quedaron eliminados al concluir la Serie de Campeonato de la Liga Americana frente a los Astros de Houston.

El equipo también anunció que la presentación oficial de Boone será hecha el miércoles en las instalaciones del Yankee Stadium.

"Creo con firmeza que Aaron (Boone) cuenta con las cualidades necesarias para seguir la tradición de grandes manejadores de los Yanquis", declaró el dueño de los Yanquis, Hal Steinbrenner, en un comunicado.

"Según todos los informes, es un excelente comunicador que dispone de la habilidad de cultivar y afianzar vínculos. Aaron (Boone) también ha tenido una vida entera inmerso en el béisbol, lo que le permite poseer un conocimiento único e íntimo de lo que facilita el éxito de un equipo", subrayó Steinbrenner.

Boone, de 44 años, nunca ha sido manejador e incluso entrenador de ninguna categoría desde que se retiró como pelotero tras la temporada de 2009.

Su sello de presentación es el jonrón que bateó en el undécimo episodio ante el nudillero Tim Wakefield que sentenció la victoria en el séptimo juego de la serie de campeonato de la Liga Americana de 2003 para los Yanquis contra Medias Rojas de Boston.

"El nombre de Aaron ya era parte de la historia de los Yanquis", destacó Steinbrenner. "Esta oportunidad le permitirá continuar aportando un impacto positivo para esta organización en distintas y significativas nuevas funciones".

Boone jugó como tercera base en Grandes Ligas entre 1997-2009 y llegó a ser seleccionado al Juego de Estrellas en 2003, cuando los Yanquis le adquirieron de los Rojos de Cincinnati en la fecha límite de traspasos.

La carrera de Boone con los Yanquis fue corta después que se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda durante un partido de baloncesto en enero de 2004, y fue dado de baja, al afirmar que infringió una cláusula de su contrato que le prohibía jugar ese deporte.

Los Yanquis lo reemplazaron por el dominicano Alex Rodríguez, procedente de los Vigilantes de Texas.

Forma parte de la primera familia que produjo tres generaciones de jugadores de Grandes Ligas.

El abuelo de Boone, Ray, jugó como pelotero de cuadro de 1948 a 1960 y fue elegido dos veces al Juego de Estrellas. Su padre, Bob, fue receptor de 1972 a 1990 y llegó cuatro veces al Clásico de Verano.

Su hermano, Bret, fue un segunda base que en tres ocasiones fue convocado al Juego de Estrellas en una carrera entre 1992-05.

Boone será parte de la tercera dupla de padre e hijo que dirigen en las mayores. George y Dick Sisler, y Bob y Joel Skinner fueron los otros. De 1995 a 1997, Bob Boone fue piloto de los Reales de Kansas City, y dirigió a los Rojos del 2001 a 2003.

Cinco días después que los Yanquis perdieron el séptimo partido de la Serie de Campeonato frente a los Astros, el gerente general del equipo, Brian Cashman, anunció que no se ofrecería un nuevo contrato a Girardi, quien estuvo al frente del equipo durante 10 temporadas.

A pesar que Girardi había conseguido el vigésimo séptimo título de la Serie Mundial para la franquicia neoyorquina en 2009 y logró marca ganadora de 910-710 en la competición de temporada regular.

Boone figuró entre seis candidatos entrevistados por los Yanquis para ocupar el puesto, y superó a Rob Thomson, entrenador de la reserva del equipo y Eric Wedge, expiloto de los Indios de Cleveland y Seattle.

También fue preferido a Hensley Meullens, asistente del manejador de San Francisco; Chris Woodward, entrenador de tercera de los Dodgers de Los Angeles, y a Beltrán, exjardinero de los Yanquis, quien se retiró como pelotero hace un mes, tras conquistar su primer título de la Serie Mundial con los Astros.

"Todos ellos tenían el potencial y conocimiento para haber dirigido a los Yanquis, pero al final la decisión se hizo en base a los conocimientos que Boone tiene en todas las facetas que se requiere para estar al frente de una franquicia que busca siempre la excelencia y luchar por el título de campeones", destacó Cashman.

Loading...
Revisa el siguiente artículo