La historia de un hijo que honra a su padre desde la radio

María no pudo ponerle punto final a un legado radial de casi tres décadas.

Por José Encarnación Martínez
Suministrada
La historia de un hijo que honra a su padre desde la radio

Javier Sabath González tiene 23 años y no recuerda la primera vez que pisó una cabina de radio. Sin embargo, al sol de hoy, cuando ya es todo un periodista hecho y derecho, reconoce que sigue fresca en su memoria la última imagen de su padre, Javier ‘Javy’ González, el responsable de fundar el programa Impacto Deportivo, espacio donde labora todos los sábados y que circula en la radio puertorriqueña desde hace 29 años.

Fue precisamente 'Javy', su padre, quien lo llevó de la mano a coquetear con la belleza de este mundo de altas y bajas. El ‘tres, tres, tres’ que no todos a la vez podían corear en la Mario Quijote Morales cada vez que algún metropolitano bombardeaba la malla desde el perímetro, se encargó de llenar el vacío que dejó en Sabath y su familia su repentino fallecimiento. Por eso, cuando llegó el huracán María, no hubo mala noticia que amilanara los deseos de superación del mayor de los tres hijos del fenecido narrador de los Mets de Guaynabo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

“Si algo yo aprendí de papi es que uno tiene que creer en el trabajo y en las capacidades que se tienen como persona, como ser humano. Cuando papi murió, un domingo para lunes, fue el golpe más grande que he recibido en la vida. Pero ese mismo sábado yo decidí llegar a la cabina y hacer el programa. Esa fue la primera vez que tome los micrófonos de Impacto Deportivo la hora completa. Y desde entonces nada podrá contra eso. Yo estaba en grado 12. Eso fue para el 2011”, recordó.

Sabath tiene claro que tras el paso de María su futuro en la radio no puede verse condicionado a un pasado que, sin duda alguna, lo llena de energías para seguir creciendo en un ambiente donde las puertas son difíciles de abrir. Pero en esa línea, el también narrador en el BSN y en las ligas superiores de Voleibol femenino y masculino, aspira a que la juventud de Borinquen sea vista como una semilla que está deseosa de germinar y cuyos frutos –dice– estarán listos para alimentar a la gente.

“En medio de esta crisis la meta es que el programa pase a ser un taller para la juventud que busca adelantar camino en el periodismo deportivo. La aspiración es honrar la memoria de mi papá dandole la oportunidad a los tipos que tienen ganas de darle mucho al país, especialmente al deporte local. Necesitamos periodismo crítico y decente. Y para lograr eso necesitamos que alguien crea en nosotros y nos dé la mano. María no pudo con Impacto Deportivo y seguiremos en el aire cueste lo que nos cueste”, sentenció el estudiante de Economía en el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, no sin antes dejar claro que la coyuntura histórica reclama el protagonismo de las figuras deportivas del patio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo