Mónica Puig logra ardua victoria hacia las semifinales en Luxemburgo

Logró que su oponente incurriera en más dobles faltas

Por Víctor Torres Montalvo
Foto: Suministrada
Mónica Puig logra ardua victoria hacia las semifinales en Luxemburgo

Por: Víctor Torres Montalvo / @motinsitepegas

Mónica Puig Marchán otorgó otro respiro de esperanza y buenas noticias cuando superó ayer a la inglesa Naomi Broady en un arduo partido para asegurar su posición en las semifinales del Abierto de Luxemburgo.

La Pica Power dominó en tres sets (6-0, 5-7, 6-1) a la número 129 en el ranking de la Women's Tennis Association (WTA).

"Después de un largo tiempo, se siente muy bien… Y ganar un duro partido es, también, es un buen sentimiento. Así que estoy muy feliz", expresó en conferencia de prensa la puertorriqueña.

Esta es la tercera victoria que la campeona de las Olimpiadas de Río 2016 anota sobre Broady, después que en 2016 la venció en la ronda de 64 de los abiertos en Madrid y Gran Bretaña.

Puig Marchán tuvo un comienzo de ensueño cuando dejó en "coca" a su oponente, poniéndola a correr de lado a lado con tremendas definiciones de backhand forehand. Además, la británica la ayudó al cometer cuatro errores dobles.

No obstante, tras iniciar con ventaja de 3-0 en el segundo parcial, Broady sacó de ritmo a la boricua con su fuerte servicio (completó 10 aces) y llevó a Puig a cometer cuatro errores dobles.

"Después que perdí el segundo set me dije a mí misma "ya no importa" y que lo que importaba era el tercer set. Había que pasar la página, mantenerme en el momento y continuar lo que hice en el primer set", comentó a preguntas de la prensa sobre cómo se recuperó en el último parcial.

Por otra parte, ya en el último set, Puig Marchán regresó a dictar el ritmo del partido, pero sudó más para lograr otra victoria en el abierto luego de vencer a la exnúmero uno Angelique Kerber (6-3, 6-4) en la primer ronda y a Alison Van Uytvanck (6-2, 6-4) en la segunda.

Mañana enfrentará a la quinta clasificada en el torneo Elise Mertens. El partido subirá luego de las 11 de la mañana (hora local). Esta será la segunda vez que ambas lucharán, luego que en los clasificatorios para el abierto de New Haven 2017 Puig cayera por 5-7 y 4-6 ante la número 38 en el ranking mundial.

"Solo quiero seguir jugando y continuar divirtiéndome porque, realmente, no lo hice en este año. Poder divertirme y salir disfrutar lo que hago es lo mejor para mí ahora mismo", sostuvo al ser preguntada sobre su estado anímico.

Esta victoria significa un respiro y alivio para la carrera de la tenista en esta temporada, debido a que es solo la segunda vez que llega a una ronda semifinal (perdió en Doha contra Caroline Wozniacki). Asimismo, en ninguno de los cuatro Grand Slams (Australia, Francia, Wimbledon y Estados Unidos) pudo pasar de las rondas de 64.

Aunque es el último torneo del año para Puig, pase lo que pase en la isla la estarán esperando para que brinde un poco de sonrisa y esperanza a sus miles de fanáticos que estarán esperando con ansias la ayuda que traerá este próximo lunes junto a la rusa Maria Sharapova.

Loading...
Revisa el siguiente artículo