Diamondbacks y Rockies llegan al partido del Comodín sin que haya favorito

En esta temporada regular estos equipos se han enfrentado en 19 ocasiones

Por EFE
El jugador Taijuan Walker de los Diamondbacks de Arizona lanza durante la primera entrada de un juego. EFE
Diamondbacks y Rockies llegan al partido del Comodín sin que haya favorito

Phoenix (Arizona, EE.UU.)- Se conocen muy bien, son rivales directos en la División Oeste de la Liga Nacional y, por eso, los Diamondbacks de Arizona y los Rockies de Colorado llegan al Partido del Comodín sin que haya un favorito al triunfo final.

Es más, ambos equipos también comparten la misma sede de pretemporada y se han enfrentado nada menos que 19 veces esta campaña regular que acabó el pasado domingo con los Diamondbacks como equipo con la segunda mejor marca.

Lo anterior significa que se conocen de memoria todas las virtudes y defectos que atesoran ambas franquicias.

Pero ahora es el turno del vigésimo partido del año entre ambos y el que será más decisivo, dado que el ganador sigue en la competición de los 'playoffs' y el perdedor comienza las vacaciones anticipadas.

Será el enfrentamiento más trascendental de todos y los dos abridores que deberán trabajar de cara a definir al ganador serán Zack Greinke, que saldrá por Arizona, y Jon Gray, de Colorado.

Es un duelo de dos franquicias sin mucho renombre, rivales de la División Oeste y que han repuntado esta campaña con nuevos pilotos.

El ganador se las verá contra los Dodgers, los campeones del Oeste, en una serie divisional que arrancará el viernes en Los Ángeles.

Los Rockies se presentan en los playoffs por primera vez desde 2009. Los Diamondbacks habían estado ausentes desde 2011. Se aguarda lleno completo en el Chase Field, con capacidad para 48.686 aficionados.

Jugadores latinos como el jardinero David Peralta, de los Diamondbacks, serán claves a la hora de la ofensiva del equipo, que acabó con mejor marca que los Rockies.

Greinke (17-7, 3.20 efectividad) cumplirá su décima apertura de postemporada. Su récord es de 3-3 con 3.55 de efectividad. Tuvo marca de 2-1 en cinco salidas ante Colorado con una efectividad de 3.41 en 34 entradas y un tercio.

Los Diamondbacks adquirieron a Greinke en la agencia libre, ofreciéndole 206,5 millones por seis años, previo al inicio de la pasada temporada. Este es la clase de situación que justifica ese dinero.

Los Rockies contarán con Gray (10-4, 3.67), un lanzador de 25 años que está "entusiasmado" por enfrentar a Greinke.

Gray tiene marca de 2-1 con 3.50 de efectividad en tres aperturas contra los Diamondbacks. No ha permitido más de tres carrera en ninguna de esas presentaciones.

El duelo ofensivo estará centrado en contener al toletero J.D. Martínez, que se convertirá en el mayor reto para los Rockies. Adquirido en un traspaso con los Tigres de Detroit previo a la fecha límite para cambios, Martínez ha bateado para .302 con 29 jonrones y 65 impulsadas en 62 partidos con Arizona.

En septiembre, bateó para .404 con 16 cuadrangulares y 36 remolcadas en 24 juegos que lo dejaron ganador del Premio de Jugador del Mes.

Pero Paul Goldschmidt fue la otra cara de la moneda por los Diamondbacks. El eterno candidato al Jugador Más Valioso tuvo un nefasto septiembre en el plato, sin hits en 17 turnos.

Mientras que el poder de los Rockies cuenta con una potente alineación en la que sobresalen el campeón de bateo Charlie Blackmon (.331, 37 vuelacercas y 104 impulsadas).

También estará el toletero Nolan Arenado (.309, 37, 130) y el venezolano Carlos González, quien ha resurgido con el bate al final de la campaña tras un inusual bajón durante los primeros cuatro meses, pero que en la recta final ha sido decisivo para la franquicia de Colorado.

Los equipos igualaron 5-5 en sus enfrentamientos en el Chase Field, el campo de los Diamondbacks este año. Contener el poder de ambos será clave en el undécimo duelo, que como ha sucedido en toda la temporada regular seguirá sin haber un favorito.

Loading...
Revisa el siguiente artículo