Sultanes de Mayagüez conquistan campeonato de la Doble A

Tras 68 años en busca de la corona

Por Inter News Services
Foto: Suministrada/Ángel Santiago
Sultanes de Mayagüez conquistan campeonato de la Doble A

Los Sultanes de Mayagüez tronaron sus bates para coronarse nuevos campeones del Béisbol Superior Doble A, al dominar con pizarra 10-7 a los Titanes de Florida, en juego que concluyó en horas de la madrugada de hoy.

Mayagüez, que acabó la serie en seis desafíos, contó con el respaldo de más de 2 mil fanáticos que cncurrieron al estadio Isidoro “Cholo” García.

El triunfo de los Sultanes acabó con la sequía de campeonatos en el Béisbol Superior Doble A para Mayagüez, ciudad que saboreó los cetros del 1946 y 1949 con el equipo que llevaba por nombre Las Mesas.

Además, es el primer título nacional para un equipo de la región Noroeste desde 1969, año en el que los Tiburones de Aguadilla alzaron el máximo galardón.

El puntillazo se dio en la parte baja de la séptima entrada, cuando con el marcador 7-6 a favor de Florida, Gaby Martínez conectó doblete que empató el partido y, acto seguido, elevado de sacrificio de Rikchy Borrero dio paso a la carrera del desempate en las piernas de Christian Sojo.

El propio Martínez colocó en caja de seguridad la ventaja de los Sultanes, al pegar doble productor de par de anotaciones en el octavo episodio.

Los mayagüezanos fueron guiados por el excelente relevo de Wilfredo Torres, Jesús Saldaña y Saúl “Monaguillo” Rivera, quienes lograron cerrar en cero las últimas siete entradas del desafío.

Florida fue el primero en marcar carrera con dos anotaciones en el tope del primer episodio. Luego, Mayagüez ripostó en la misma primera entrada con tres vueltas.

En el segundo capítulo, ramillete de cinco rayas despegó 7-3 a los Titanes, pero dos carreras en la parte baja acercaron a los Sultanes.

La sexta anotación de Mayagüez llegó en la tercera entrada, con bombo de sacrificio de Borrero, que llevó al plato a Martínez.

Saldaña ganó el juego con dos y dos tercios de entrada lanzada. Mientras, Rivera se adjudicó el salvamento al tirar los últimos dos episodios con apenas un hit permitido.

Lo perdió en relevo Jonathan Rosario, quien dio paso a dos carreras en tres y dos tercios de capítulo trabajados.

Los lanzadores que abrieron el juego, Víctor Vázquez (Florida) y Alberto Canales (Mayagüez), no formaron parte de la decisión del desafío.

Por los Titanes, Gabriel Ayala, Nelson Espinal y Agustín Escobar cerraron la noche con par de carreras anotadas. Es el primer subcampeonato nacional para Florida, que tiene un título conquistado en 1982.

El partido concluyó con una doble jugada en el cuadro interior, producto de rola de Ronaldo Camacho al segunda base Fernando García.

De inmediato, los integrantes de los Sultanes se tiraron al terreno a celebrar el campeonato.

El trofeo del campeonato fue recibido por el apoderado de Mayagüez, José Julio Feliciano, de manos del presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico, José Quiles, y el director ejecutivo de la Liga, Pedro Vargas.

Jugador Más Valioso de la Serie Final

El toletero Gaby Martínez, bateador designado de los campeones Sultanes, cargó ayer con el premio Jugador Más Valioso de la Serie Final.

El jugador, que cuenta con experiencia a nivel profesional, castigó de forma contundente a sus contrincantes, los Titanes de Florida, con robusto promedio de .556 (18-10). En total, remolcó ocho carreras y pisó el plato en siete ocasiones. Además, conectó cuatro dobletes y recibió seis boletos.

Con 34 años de edad, Martínez confirmó que cuenta con el talento y el madero para contribuir al equipo que representa, siendo pieza clave para guiar a Mayagüez al trono de la pelota federativa.

"Hay Gaby Martínez para largo rato. Gracias a Dios la rodilla me está funcionando bien que era lo que me había sacado un poquito de mi carrera, pero está fuerte y seguimos para adelante", destacó el pelotero sabaneño.

Durante las pasadas cinco temporadas, Martínez ha logrado encabezar varios departamentos ofensivos de la Doble A, destacándose en la cantidad de bases por bolas recibidas, los cuadrangulares y las carreras empujadas.

Fue en el 2013 cuando logró el premio de Jugador Más Valioso de la temporada regular. Además, fue el campeón bate nacional, con promedio de .472. Su labor fue punta de lanza para el resurgir de la franquicia de Sabana Grande.

“Dedico el premio en grande a mi familia, mi papá, mi mamá, mi esposa y mis hijos que estuvieron conmigo ahí hasta lo último, sin darme la espalda”, puntualizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo