Capitanes abusan de los Piratas

Empataron la serie 2-2

Por Hermes Ayala

¿Recuerdan lo grande que fueron los Piratas de Quebradillas en su casa? Pues ahora fue al revés. Esto es de parte y parte, y en el ‘Petaka’ naqui naqui pal rival, pa’ que se enteren. Estos Capitanes vinieron a dar fuete.

Sí, claro, el otro día, los Piratas ganaron en su casa, pero el turno de dar pela en la noche del jueves fue para los Capitanes, que ante una fanaticada rabiosa partieron a sus rivales, 103-81, para empatar la serie final del BSN a 2-2.

Los Capitanes se rehusaron a morir en el agua y salieron bien aborrecidos, listos para hacer añicos a unos Piratas de Quebradillas que el pasado martes los habían hecho sufrir a tutiplén.

Con las huestes rugiendo dentro del ya icónico coliseo Manuel ‘Petaka’ Iguina, los Capitanes salieron a promover la violencia baloncelística.

Con Davon Jefferson molesto por las multas que recibió en el partido anterior y un Chirimelu Elonu que no creía en nadie, los Capitanes se crecieron en la ofensiva desde temprano en el primer cuarto, y en ruta al segundo parcial dominaban por 10, 28-18. Los Piratas se pusieron pa’ su número en el segundo parcial, y con Tu Holloway haciendo de las suyas, no lucieron tan mal, perdiéndolo apenas por dos tantos, 26-24. Claro, que al irse al camerino en la mitad, 54-42.

Arecibo se sentía grande. Tenía a su gente vitoreando cada jugada. Pero estos Piratas en la carretera son malignos. La ofensiva en la pintura de Holloway recibió respaldo a tutiplén del ataque a distancia de Mike Rosario y de la babilla cuerpo a cuerpo de Will Daniels, para lograr dominar ese parcial.

Y mira que no fue fácil, pues con 3:14 por jugarse el ataque arecibeño había puesto el marcador, 71-55. Pero estos Piratas viven de saquear el mar del BSN, no importa el puerto. Se recuperaron y lograron cerrar el cuarto con un avance de 10-4, y alcanzar el cuarto parcial abajo por 11, 75-64.

En el cuarto parcial , una yumpa de Jefferson detuvo un pequeño sangrado y puso el marcador de nuevo en ventaja de 10 dígitos con poco más de siete minutos por jugarse. Jefferson anotó de nuevo de güira para dar una ventaja de 13 tantos a los de la Villa del Capitán Correa y el resto fue académico. Con menos de cuatro minutos, David Huertas marcó para ponerlo 88-75 y básicamente decirle ‘bye bye’ a los fans de Quebradillas que abandonaban el recinto como comensal que llega a un bufé y lo ve lleno. Un canasto brincado de Arecibo con 30 segundos en el reloj puso el marcador, 103-81, lo que fue la pizarra final del partido.

Los mejores por Arecibo fueron Jefferson con 24 y Elonu con 26. Huertas, ícono del baloncesto arecibeño, echó 20.

Por Quebradillas, Jorge Bryan Díaz marcó 20,  Rosario 16 y Holloway y Daniels marcaron 14 cada uno.

Loading...
Revisa el siguiente artículo