Jaime Espinal: "La vida me dio muchas opciones"

A pesar del cambio significativo que representa entrar al mundo de la WWE, el medallista olímpico posee las destrezas atléticas para ejecutar movidas en el ámbito del entretenimiento deportivo. Espinal conversó con Metro sobre su carrera, sus planes y su nueva etapa como padre.

Por Christian Fuentes

Háblanos sobre tu participación en el WWE Live este jueves.

––Hasta ahora, se tiene pensado que voy a entrar con la bandera en el opening. Posiblemente entre por la rampa y llegue al cuadrilátero ondeando la bandera. Posiblemente, me den el micrófono para decir unas palabras de bienvenida. Sé que al final estaré con Randy Orton y yo tocaré la campana.

¿Cuál es el propósito de tu participación?

––Según las pruebas y cómo me ha ido, la compañía quiere ver cuál es mi impacto con el público. Todavía no hemos llegado a un acuerdo monetario. Quieren saber si me expreso bien o si le tengo miedo al escenario. Es una prueba.

¿Habías asistido anteriormente a un evento WWE?

––La verdad es que no. Si supieras que a mí siempre me ha gustado la lucha libre, pero la lucha olímpica me ocupaba tanto tiempo que nunca tuve la oportunidad. En aquellos momentos, no podíamos pagar para ir a un evento de WWE. Yo he visto muchos Wrestlemania y no me perdía los RAW durante el Attitude Era, que era el mejor tiempo.

En Puerto Rico hay muchísima fanaticada WWE. ¿Cómo han reaccionado al saber que estabas en conversación con WWE?

––Mejor de lo que pensaba. Creí que, cuando anuncié que pensaba hacer lucha libre, que los muchachos de lucha olímpica me iban a decir como que “ah, chico, pero eso es un bajón”. Pero fue todo lo opuesto. Estuve entre eso y UFC. Algunas personas me sugirieron artes marciales mixtas. Me gusta mucho el apoyo.

¿Por qué no UFC?

––Es demasiado agresivo para mí. Es una salida que le cambia la vida a mucha gente. No es algo que me pueda ayudar ahora mismo. La vida me dio muchas opciones. Yo podría apoyar el UFC dando clases de lucha. Para mí, en lo personal, no era una opción. Yo no soy boxeador, que es más cerca de eso.

¿Qué atributos le ofrecerías a WWE?

––Primero, que le voy a traer mucho público latino. Quiero traer otros atletas de Puerto Rico.  Me gustaría entrar y ser una buena herramienta. Puedo ayudar en ser instructor y que me pueden usar en tantas cosas. Voy a demostrar que soy un libro en blanco y que pueden hacer lo que deseen. Quiero abrir una brecha para otros puertorriqueños.

¿Cuáles son tus planes en la lucha olímpica?

––Estoy enfocado en los Juegos Centroamericanos, que son el próximo año. Estoy entrenando lucha olímpica normal. Van a cambiar las reglas un poco y tengo que saber si me conviene. De ahí es que depende si sigo en el deporte o no. La lucha libre es una opción.

Entonces, no descartas participar en Tokio 2020.

––Si todo sigue normal, el plan es seguir en la lucha hasta Tokio. De seguro, los Centroamericanos 2018. Si todo sigue como va, busco ir a los Juegos Olímpicos.

Ahora comenzaste el capítulo de padre. ¿Cómo ha sido esta nueva experiencia?

––Ya llevamos tres días con Joy en casa. Estar en el momento de su nacimiento fue lo mejor que me pudo pasar. No quería ver cuando saliera, pero el doctor me hizo ver todo. Eso (el convertirnos en padres) no nos limita en nuestras carreras atléticas. Nosotros decidimos tener a nuestra bebé lo antes posible para que no afectara el ciclo olímpico. Tan pronto pueda, Jane entrenará.

Loading...
Revisa el siguiente artículo