Ansioso Puerto Rico ante llamado de Iván Rodríguez al Salón de la Fama del Béisbol

La isla espera celebrar la entrada del cuarto boricua al Salón de la Fama del Béisbol

Por EFE
Ansioso Puerto Rico ante llamado de Iván Rodríguez al Salón de la Fama del Béisbol

Los puertorriqueños seguidores del béisbol se mantienen a la expectativa del anuncio oficial de mañana de la posibilidad de que el expelotero Iván Rodríguez ingrese al Salón de la Fama del Béisbol.

“En lo personal, Iván es un candidato de primera boleta con más del 88 % de los votos, pero por lo que estamos viendo y las proyecciones, él entraría con un 75,6 %, siendo 75 % el mínimo para entrar”, indicó a Efe el historiador deportivo puertorriqueño Jossie Alvarado.

En 21 temporadas en las Grandes Ligas, “Pudge” Rodríguez atizó en 2.543 partidos, promedio de bateo de .296, conectó 2.844 imparables, disparó 311 jonrones, impulsó 1.332 carreras, anotó 1.354 veces y terminó con 4.451 total de bases.

Entre algunas de estas estadísticas, como juegos jugados, imparables, dobles y total de bases, Rodríguez es el líder entre los receptores en todos los tiempos.
Además, ganó 13 Guantes de Oro -la mayor cantidad para cualquier receptor en la historia-, participó en 14 Juego de Estrellas, en 1999, con los Vigilantes de Texas, ganó el premio del Jugador Más Valioso (JMV) en la Liga Americana y en 2003, con los entonces Marlins de Florida, obtuvo el JMV de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.
En ese mismo 2003, Rodríguez condujo a los Marlins ante los Yankees de Nueva York a ganar su segundo campeonato de la franquicia.

Si Rodríguez ingresa al Salón de la Fama, será el cuarto puertorriqueño en hacerlo, después de Roberto Clemente, Orlando “Peruchín” Cepeda y Roberto Alomar.

Según las proyecciones para mañana y por la cuenta de votos de los aproximados 435 miembros de la Asociación Americana de Escritores de Béisbol (BBWAA), el exinicialista

Jeff Bagwell y el exjardinero Tim Raines entrarán al Salón de la Fama.

Esta será la séptima oportunidad de Bagwell de ingresar al exclusivo grupo. En 2016 obtuvo el 71,6 % de los votos. El mínimo para entrar al Salón de la Fama es 75 %.
Para Raines, por su parte, será su décima y última oportunidad. El año pasado logró el 69.8% de los votos.

Además de Rodríguez, otros expeloteros que están en la contienda para entrar al “salón de los inmortales” son el exjardinero dominicano Vladimir Guerrero, el extaponero estadounidense Trevor Hoffman y el puertorriqueño Edgar Martínez, considerado por muchos como el mejor bateador designado en la historia.

Guerrero, al igual que Rodríguez, debutará en papeleta, pero para Hoffman, segundo en salvamentos en la historia de las Grandes Ligas con 601, será su segunda oportunidad, mientras que Martínez lo hará en su octava ocasión.

Las proyecciones que indicó Alvarado sobre Rodríguez provienen de las al menos 221 boletas que miembros del BBWAA, que tenían hasta el 31 de diciembre pasado para entregar sus papeletas, han publicado en sus redes sociales o en medios de publicación.

Y según estableció estos pasados días los directivos de Major League Baseball (MLB), desde el 2018, todos los miembros del BBWAA que votan para la inclusión de los jugadores al Salón de la Fama, lo tendrán que hacer público.

Esta decisión se debe a que en la pasada década, varios periodistas se han negado a llenar sus boletas de votación por diferentes razones, entre ellas, que algunos de éstos creen que ningún pelotero merece entrar al Salón de la Fama en su primer año elegible.

Igualmente, algunos seguidores del béisbol han criticado que otros periodistas -ya retirados- no tienen ninguna función en la BBWAA porque no acuden a los parques de pelota ni trabajan cubriendo algún partido, por lo que están totalmente enajenados al deporte y a los peloteros.

Otros miembros del BBWAA también han rechazado votar a favor de Rodríguez por las alegaciones que hicieron, específicamente el también expelotero cubano José Canseco, en su contra de que éste usó esteroides anabólicos durante su carrera para mejorar su rendimiento.

Las Grandes Ligas implantaron en 2004 la penalización a los jugadores que dieran positivo de sustancias prohibidas como los esteroides anabólicos.

“El béisbol nunca ha sido un deporte puro y en cualquier época han habido casos de jugadores tramposos y que posteriormente han llegado al Salón de la Fama. Ahora los periodistas los que hacen con los posibles miembros es castigarlos”, sostuvo Alvarado.

Alvarado dijo que si el miércoles Rodríguez no logra su entrada al Salón de la Fama, seguramente lo hará el próximo año.

El anuncio oficial del miércoles se hará mañana a las 7:00 de la noche hora local desde Nueva York, estado donde ubica el Salón de la Fama, específicamente en la ciudad de Cooperstown, así como las oficinas centrales de MLB y la BBWAA.

Loading...
Revisa el siguiente artículo