Los Indios buscan una barrida y el retiro de Ortiz en el tercer partido ante los Medias Rojas

Por EFE @EFEnoticias

Los Indios de Cleveland ya se encuentran en Boston, donde mañana, domingo, jugarán el tercer partido de la Serie de División de la Liga Americana ante el equipo local de los Medias Rojas de Boston y su único objetivo es lograr el triunfo que les asegure el pase a la siguiente ronda.
Si mañana consiguen la victoria, entonces lo habrían hecho con barrida y además serían también protagonistas de dar por finalizada la carrera profesional del legendario toletero dominicano David Ortiz, que tiene previsto dejar la competición cuando el equipo de Boston de por concluida la temporada.
De hecho, el plástico protector que se usó para el festejo de los Azulejos de Toronto al final de la temporada aún cubría el sábado los focos en el camerino visitante del Fenway Park.
Los propios responsables del mantenimiento del campo son conscientes que con la desventaja de 0-2 que llegan los Medias Rojas, lo difícil será darle la vuelta a la eliminatoria, aunque su objetivo es ir partido a partido y evitar el domingo la barrida.
“Todo el mundo se propuso un objetivo en los entrenamientos de primavera, sabiendo que David no estará con nosotros el año próximo”, declaró el abridor de los Medias Rojas Clay Buchholz, quien tratará de mantener a los Medias Rojas con vida. “Cumplimos con lo primero, que era clasificarse a los playoffs y ganar la división. La segunda parte no ha salido como se quería en los primeros dos juegos, pero no creo que exista alguien tan confiado como ‘Big Papi’ de seguir avanzando”.
Buchholz destacó que los que conocen a Ortiz saben que se crece en las situaciones límites porque ha sido lo que ha hecho durante toda su carrera.
Luego que Rick Porcello, un candidato al Cy Young, y el zurdo estelar David Price no pudieron con los Indios en los primeros dos juegos, Buchholz (8-10, 4.78 en 2016) intentará contener una ofensiva de los Indios que ha aportado cuatro jonrones en la serie. Se enfrentará con el derecho Josh Tomlin (13-9, 4.40), excompañero suyo en un equipo de universidad en Texas.
“Es una bonita historia”, comentó Buchholz. “Lo hablábamos el otro día. Es uno de mis mejores amigos. El mundo es tan pequeño”.
Buchholz y Tomlin han tenido temporadas en la que no lucieron y perdieron sus puestos en las rotaciones de sus respectivos equipos.
Tras un mes de agosto con marca de 0-5 y 11.48 de efectividad, Tomlin fue relegado al bullpen y no volvió a abrir hasta el 14 de septiembre.
Buchholz pasó más tiempo saliendo y entrando al bullpen, con 21 aperturas y 16 apariciones como relevista. Pero recuperó su puesto en la rotación en septiembre y tuvo marca de 3-0, permitiendo dos carreras o menos en cuatro de sus últimas cinco salidas.
Los Medias Rojas tuvieron una reunión el sábado –jugadores y entrenadores– tras llegar a Fenway, y Buchholz declaró que el equipo necesitaba un recordatorio de lo que les permitió tener una buena temporada.
“Aquí estamos por el aporte de todos y por todo lo que tuvimos que pasar este año”, señaló Buchholz. “Tenemos un par de candidatos al Más Valioso (MVP), un posible Cy Young. Somos un tremendo equipo, así que no hay necesidad de añadir más presión o estrés por un juego debido a las posibles consecuencias”.
El relevista de los Indios, Andrew Miller, que llegó procedente de los Yanquis de Nueva York, conoce muy bien a los Medias Rojas y de lo que son capaces de realizar mientras se mantienen en la competición.
De ahí, que advirtió que nadie dentro de la novena de Cleveland se puede fiar de haber llegado a Boston con la ventaja de 2-0 en la eliminatoria al mejor de cinco.
“No podemos sacar el pie del acelerador, no estamos celebrando anticipadamente”, destacó Miller. “Son un gran equipo y pueden resurgir en cualquier momento porque tienen toda la clase del mundo”.
El mismo sentir mostró el piloto de los Indios Terry Francona, que durante ocho temporadas estuvo al frente de los Medias Rojas (2004-2011), por lo que sabe mejor que nadie de lo que es capaz de conseguir su exequipo y especialmente Ortiz, al que conoce muy bien y con el que logró dos títulos de la Serie Mundial.
“Es un equipo excepcional y tener una ventaja de 2-0 no significa nada cuando juegas en el Fenway Park”, valoró Francona. “Tenemos que seguir haciendo nuestro mejor béisbol si queremos superar la eliminatoria”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo