Mónica une a un "pueblo deprimido y explotado"

Lea la carta abierta dedica a Mónica Puig.

Por Metro.PR

La hija de la exsenadora Velda González, Mirelsa Modestti, compartió una emotiva carta abierta dedicada nuestra tenista Mónica Puig, quien va por el oro en los Juegos Olímpicos Río 2016.

Lea lo que escribió.

Querida Mónica:

Me imagino que hace rato que estás despierta; probablemente, contra tu voluntad. Me imagino que tratas de seguir la rutina que te trazaste para hoy en la mañana, como si fuera un día más en las olimpiadas. Me imagino que te concentras en mantener ese delicado balance entre estar descansada para el partido que hoy enfrentas y, al mismo tiempo, estar alerta y llena de energía. Me imagino todas esas cosas porque, a pesar de haber reído contigo, llorado contigo, rezado contigo y suspirado contigo, en realidad, no te conozco.

Quiero que sepas, por si no lo has notado, que no estás sola en esto. Además del apoyo de tus familiares y tus amigos, tienes todo un pueblo cubriéndote las espaldas. Un pueblo que estaba deprimido, que ha sido ninguneado, explotado y agredido y que enfrenta uno de los momentos más angustiosos y de mayor división en su historia, y que ayer se paralizó para verte jugar y disfrutar de tu triunfo. En algunos colegios, se detuvieron las clases para que los estudiantes pudieran verte jugar, en los trabajos, había televisores, tabletas y teléfonos, algunos a escondidas, otros con permiso, sintonizando el juego. En los pasillos de todas partes, se escucharon gritos de alegría en ese memorable Match Point que seguimos saboreando. La alegría que nos has traído, cuando más la necesitábamos, es una deuda que no tendremos como pagarte.

No sé qué va a pasar esta tarde, pero en el corazón de Puerto Rico, el oro es tuyo hace rato. No solo por tu maravilloso “Pica Power” que ha volteado la mirada del mundo hacia “una puertorriqueña muy joven, sin apenas palmarés…”, que está dando clases de tenis en las Olimpiadas. Claro que admiramos a la tenista espectacular y atleta madura en que te has convertido. Pero admiramos también tu patriotismo: esa manera hermosa con que, llena de orgullo, te cubres con nuestra bandera. Y amamos y admiramos la humildad que, a pesar de tus triunfos, no te abandona nunca.

Estaremos acompañándote hoy. Claro que queremos verte ganar el oro que te mereces y reventaremos de orgullo cuando se escuche La Borinqueña en Río y en el mundo. Pero si es la plata la que nos toca, la llevaremos con el mismo honor porque tú, Mónica Puig eres, ya, orgullo puertorriqueño. Hoy todos somos Astrid y José.

Loading...
Revisa el siguiente artículo