Felix Verdejo y su camino al éxito dentro del cuadrilátero

Por Javier López

Felix “Diamante” Verdejo tiene en la noche de hoy un compromiso importante ante el invicto brasileño William Silva. Pero desde mucho antes, el joven púgil boricua ya se estaba abriendo camino en el mundo del boxeo.

Verdejo se dio a conocer durante las Olimpiadas de Londres en el año 2012. Durante la competencia, el boricua derrotó al panameño José Huertas y luego al tunecino Ahmed Mejri. “Diamante” luego cayó derrotado en los cuartos de final frente a Vasyl Lomachenko, quien posteriormente se llevase la medalla de oro.

En octubre de ese año, Verdejo fue firmado por la casa promotora Top Rank, donde fue calificado como “un espectacular atleta con una gran trayectoria amateur”. Su debut profesional fue el 6 de diciembre de 2012 frente a Leonardo Chavez, al cual venció por decisión unánime. Luego de eso “Diamante” obtuvo sendas victorias por nocaut en los asaltos iniciales de sus siguientes combates.

Lauro Alcantar, Iván Zavala, Engelberto Valenzuela y Steve Gutiérrez fueron algunos de los que cayeron víctimas de su potente pegada en el primer asalto. El 25 de abril del pasado año, Verdejo logró ganar el vacante título Latino de Peso Ligero de la OMB cuando venció al mexicano Marco Antonio López por nocaut técnico en el quinto asalto. Desde ese momento, Verdejo ha logrado defender su cetro exitosamente en 2 ocasiones ante Ivan Najera y el brasileño Joselinson Dos Santos.

Fuera del cuadrilátero, Verdejo también ha ganado otros reconocimientos. En los Premios Juventud 2013, “Diamante” ganó la categoría de “Nueva Promesa Hispana” y al cerrar el año fue votado como “Prospecto del Año” por BoxingScene y Top Rank.

Durante su corta carrera, el boxeador boricua ya ha peleado en cuatro ocasiones en Madison Square Garden, donde defenderá por tercera ocasión su título frente a William Silva. Su impresionante record invicto habla por sí solo, 19-0 con 14 nocauts, y se encuentra en la tercera posición del ranking de las 135 libras de la OMB. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo