La unión de las Díaz las impulsa el éxito deportivo

El fuego competitivo está encendido en las hermanas Díaz a meses del Preolímpico

Por Christian Fuentes @chrisfuentes24

Las hermanas Díaz del tenis de mesa están en un punto bien alto en sus carreras deportivas. Melanie y Adriana han crecido con sus habilidades en la mesa y todo Puerto Rico se ha dado cuenta. A pesar de su juventud, ,Melanie tiene 19 años  y Adriana 15, el  enfoque de ambas va mucho más allá de su edad.

“Para mí, ha sido un camino muy duro. Llega a un punto en el que me desanimaba, porque no veía resultado, pero mis padres siempre me decían que tenía que mantenerme en el buen camino. Les hice caso y ahora al ver que todo el trabajo me ha dado frutos, me siento bien contenta”, expresó Melanie a Metro.
Aunque Adriana ser la campeona nacional de tenis de mesa, Melanie no se queda atrás. La mayor de las hermanas ha logrado su éxito en competencias internacionales y es una parte vital de la selección femenina de tenis de mesa, dirigida por su padre Bladimir Díaz.

“Los estilos son muy distintos. Melanie busca más el poder y diferentes áreas en la mesa, mientras que Adriana es más técnica. Si miras sus partidos, se nota la diferencia”, comentó Mariangely González, madre de las hermanas. “Yo me siento tranquila cuando viajan solas a competencias afuera, porque sé que se tienen”, agregó.

Adriana ha crecido frente a la fanaticada. Muchos seguidores del deporte puertorriqueño la han visto desde los ocho años convertirse en una pionera en el tenis de mesa de la isla. “Me alegro poder traer auge a este deporte que no es uno tradicional. Trabajaré duro para seguir poniendo a Puerto Rico en auge y buscar ese pase olímpico”, sostuvo Adriana.

Melanie viajará a California para entrenar con el resto del equipo, mientras que Adriana sale el sábado a China, donde ella hará su entrenamiento. Después de esos compromisos, se encontrarán en Malasia para la Copa Mundial, que se celebrará el próximo 28 de febrero. El Preolímpico será en Chile el próximo mes de abril.

Cuando se trata de torneos individuales, las hermanas ven el mismo asunto como Venus y Serena Williams en el tenis: posiblemente enfrentarse en una final. Así lo hicieron la semana pasada en al Campeonato Latinoamericano. Sin embargo la madurez de las chicas les permite disfrutar el proceso. “Si es final, la quiero ganar yo. Pero no importa. Si gano yo, bien y si gana ella, bien. Sus triunfos son míos también. Igual juego duro para ganarle”, indicó Melanie.

Loading...
Revisa el siguiente artículo