Inspirador el ‘Aquaman’

Orlando Fernández vive su vida positivo y con pasión, mientras motiva a otros a hacer lo mismo.

Por Christian Fuentes @chrisfuentes24

A sus 41 años, Orlando Fernández tiene varios retos por delante, quiere nadar desde Vieques hasta Ceiba o Palmas del Mar, pero por una buena causa.

“Si le propones mente, cuerpo y alma, se puede lograr lo que sea”, dijo Orlando Fernández, el “Aquaman Boricua”.
 

“El cruce será para beneficio de una fundación sin fines de lucro que ayuda a niños con cáncer”, dijo Fernández. Además, competirá en el 20K de aguas abiertas en Key West, en búsqueda de ser el primer puertorriqueño en completar el maratón.

Fernández se dedica a competir y  a conquistar retos de natación individual y, a la misma vez, hace lo que más le gusta.

Datos
Orlando Fernández

•    Edad: 41
•    Residencia: Hato Rey, San Juan, Puerto Rico
•    Estudios: Bachillerato en Mercadeo (UMET, 1996)

“En el 2007, con la difícil situación económica, participé en el 5K, el 8K y el 10K”,dijo Fernández a Metro. “Cuando el trabajo se cayó, entonces me dediqué a esto”.

Conocido como “el Aquaman Boricua”, Fernández participó por primera vez en Indiana en un 25K. En el 2007, Fernández registró un tiempo de ocho horas, trece minutos y seis segundos.

Récord
768

vueltas de 100 metros que Fernández hizo en la piscina del Natatorium de San Juan, cubriendo 22 millas en un periodo de 12 horas.

Nadar en cuerpos de agua tampoco es fácil. Por supuesto, tiene sus riesgos y el “Aquaman Boricua” no está exento de eso.

“En el agua siempre hay riesgos. En el agua dulce, me puedo encontrar con cocodrilos y, en aguas saladas, me puedo encontrar con ballenas y tiburones”, relató. Con todo y los riesgos, Fernández comentó que siempre ha recibido el apoyo de su familia, en particular de sus padres.

Fuera de las aguas, Fernández da charlas de motivación a jóvenes en las escuelas, las empresas privadas y en los residenciales públicos.  Fernández también es un guía turístico en las Cabezas de San Juan en Fajardo y da clases de kayak.

Un cruce desde Cádiz, España a Cires, Portugal fue la experiencia que más resaltó. “Allí yo vi una ballena, un pez grande y una escuela de delfines que nadaban conmigo y me protegían. Ahí me sentí uno con la naturaleza”, expresó Fernández.

Constantemente en entrenamiento y alimentándose saludablemente, sin ingerir bebidas alcohólicas, Fernández piensa nadar por buen rato y no cesará. “Yo quiero hacer ésto por el resto de mi vida. Es lo que más me fascina”, comentó Fernández acerca de su futuro.

Loading...
Revisa el siguiente artículo