Opinión de Rosa Seguí: La Agenda Patronal

Lee la columna de opinión de la abogada y portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, Rosa Seguí.

Por Rosa Seguí

En Puerto Rico existe –aunque mutilada- una legislación protectora del trabajo. Su objetivo es promover que las personas puedan tener la certeza de un sustento de vida adecuado y que no quede su seguridad de empleo y salud a merced del ánimo de lucro de los patronos privados. Es decir, que para que un patrono pueda despedir a una persona de su empleo tiene que existir una razón justificada para así hacerlo. Una de esas leyes protectoras es la Ley 80. Además de exigir una causa justificada para un despido, dicha Ley provee una compensación económica para quienes sean despedidas en violación a la Ley.

En enero de 2017 -sin celebrar vistas públicas- el gobierno de Ricardo Rosselló aprobó la llamada “Reforma Laboral” que eliminó muchas protecciones laborales. En cuanto a la Ley 80, aunque no la eliminó, la debilitó a la medida de las exigencias de las organizaciones patronales, cuya influencia en el Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD) es incuestionable.

Ayer, la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE) compareció ante la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Laborales para deponer contra los Proyectos de Ley 91 y 123 que, entre otras cosas, pretenden restablecer derechos, protecciones y beneficios laborales que se dejaron sin efecto en el 2017. No nos sorprende que la ASORE se oponga a ampliar los derechos de quienes laboran en Puerto Rico, pues su gestión fue central para la aprobación de la contrarreforma laboral.

Tenemos que tomar conciencia, organizarnos y movilizarnos en contra de esta agenda patronal y antiobrera. Porque la ASORE no sólo pretende mantener las terribles condiciones de trabajo que impone la Reforma Laboral, sino que quieren quitarle más derechos a la clase trabajadora: se opone a aumentar el salario mínimo y pretende implantar en Puerto Rico el nefasto “employment at will”. El employment at will –empleo a voluntad- consiste en eliminar la protección contra despidos injustificados y eliminar también la compensación económica conocida como la mesada. Es realmente empleo a voluntad, pero a voluntad del patrono.

Debemos enfrentar con firmeza estas medidas y la ideología neoliberal que las impulsa. Los Camioneros demostraron en días recientes que la Junta de Control Fiscal no es infalible: la retaron y la vencieron. Por eso, mi exhortación es a seguir el ejemplo de los camioneros y también debemos apoyar a la UTIER, juntas podemos vencer la Agenda Patronal, que es la agenda contra la mayoría del País.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo