Opinión de Alex Delgado: Aciertos y Desaciertos en el 2021

Lee aquí la columna del periodista sobre lo que fue el año que está por concluir.

Por Alex Delgado

El 2021 fue uno de grandes retos, aunque no superó en ese renglón el 2020 con el Covid-19. El 2020 fue la primera y más difícil batalla contra el Covid porque fue una pandemia de la que se conocía muy poco y para la cual no se tenía un arma que contrarrestara. No fue hasta final del año pasado que se comenzó a distribuir la vacuna. Fue un golpe, principalmente salubrista, que costó la vida de millones de seres humanos, y que sigue costando. Su segundo gran golpe fue el económico.

El 2021 inició en la isla con un nuevo gobernador, Pedro Pierluisi, y con la continuación del  proceso de vacunación, que ha sido el mayor acierto del año en términos de gobierno y ciudadanía. Las hospitalizaciones y muertes por Covid en Puerto Rico era el principal dolor de cabeza hasta que se autorizó la vacunación masiva. Esas hospitalizaciones y muertes bajaron dramáticamente, lo que hace evidente que la vacuna hizo su trabajo principal: reducir los síntomas, evitar que usted fuera hospitalizado y muriera.

El mayor desacierto que tuvimos en el 2021 con el tema del Covid fueron los grupos anti vacunas que desinformaban con teorías disparatadas y de manera irresponsable. Hubo personas que no se podían vacunar por cuestiones médicas, otros no lo hicieron porque sencillamente no creen en las vacunas. Sin embargo, los que acudían a los medios de comunicación y a las redes sociales para promover la no vacunación con disparates y mentiras fueron unos irresponsables. Esto ayudó a validar nuevamente que el internet y las redes sociales, que tienen muy poco control, son una navaja de doble filo. Pueden servir para ayudar, pero de igual manera pueden convertirse en un arma letal, ya que cualquier loco publica cualquier loquera y otro grupo de locos deciden creerlas.

A pesar de esos grupos, la isla se coronó en su momento como una de las jurisdicciones de Estados Unidos con mayor porcentaje de ciudadanos vacunados y en su momento la de mayor personas vacunadas. En términos generales, e independientemente de lo que haya ocurrido casi cerrando el año, las hospitalizaciones siguen muy por debajo en comparación con los peores momentos de contagio.

En otros temas, algo que inició como un gran desacierto fue la entrada de LUMA para tomar control del Sistema de Transmisión y Distribución de la AEE. Sí, LUMA fue un desastre al entrar. Por ahí acuñan el decir “No tengo evidencia, pero tampoco tengo dudas…” y en el caso de dicho desastre me inclino a pensar que también pudo haber “mano negra” en parte de lo ocurrido. La situación del manejo de la energía, en comparación con los meses de agosto y septiembre, ha mejorado. Sin embargo, LUMA no ha mostrado querer ser transparente ante una ciudadanía que por años ha sido engañada, que desconfía de todo y de todos. Cambiar esa mentalidad de cero transparencia con el pueblo sería un acierto de LUMA. ¿Cómo vendrán en el 2022? No creo que la cosa cambie mucho.

De hecho, en este caso, la del defensa del gobernadora a LUMA cuando peor estaban fue su mayor desacierto en este año.

La criminalidad, y el manejo por parte del estado de este tema siempre será un desacierto mientras no asignen los recursos necesarios. En los últimos meses se ha notado un aumento de asesinatos que preocupan, más que por los números de muertos, por los métodos y estrategias. En cualquier lugar o a cualquier hora puede ocurrir una ejecución, un doble asesinato o una masacre. El problema de la seguridad es que el estado no provee lo que realmente necesita la Policía para combatir el crimen. Los delincuentes están más preparados y superan a nuestros agentes en recursos. A esto se añade las condiciones de trabajo de los policías, las compensaciones, el retiro. Es difícil en la isla querer servir en esta área de seguridad. Aquí tiene que haber mayor esfuerzo del gobierno para proveer los recursos.

Finalmente el tema de la corrupción volvió a manchar el nombre de Puerto Rico con los arrestos y declaraciones de culpabilidad de figuras que tuvieron contacto con Oscar Santamaría sin estar inmunizados contra ese mal, sin haberse puesto la vacuna de los valores y ética. Lamentablemente todo tiende a indicar que esta será una de las noticias que se mantendrán en la opinión pública en el 2022 con lo que falta de este caso. Eso fue un gran desacierto. ¿El acierto en este tema? Tener en nuestra jurisdicción a las autoridades federales, que son las que meten mano a estos tipos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo