Opinión de Jesús Manuel Ortiz: Una educación digna

Lee la opinión del representante por el Partido Popular Democrático, Jesús Manuel Ortiz.

Por Jesús Manuel Ortiz

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) asignó 2,300 millones de dólares para la reconstrucción y reparación de escuelas luego de los desastres naturales que experimentamos en la isla. Hoy en día, el país no sabe el estatus del plan maestro que esta agencia federal le ha requerido al Gobierno de Puerto Rico para subvencionar estos trabajos de manera rápida. Como si fuera poco, luego de culminado este plan maestro, la Oficina de Recuperación y Reconstrucción (COR3) y el propio FEMA tendrían que pasar juicio en dicho plan, una acción que sin temor a equivocarme provocará más retrasos en levantar las nuevas estructuras físicas que albergarán y serán parte del sistema de educación pública.

Así que anunciar que tenemos fondos federales suficientes para reconstruir y reparar nuestro sistema educativo no es suficiente si el Departamento de Educación no actúa con la premura que esta situación amerita. Más aún, no existe una rendición de cuentas de parte del Departamento de Educación ni para nuestros niños, maestros y padres sobre sus centros educativos a corto, mediano y largo plazo.

¿Cuál es la prioridad de este gobierno con nuestra educación? Pues sepa usted que según una investigación realizada en mayo pasado por el Centro de Periodismo Investigativo (CPI), de los más de 6,600 millones de dólares asignados para todas las emergencias experimentadas en el país como huracanes, terremotos y la pandemia del COVID-19, sólo se han utilizado un 9 %.

La educación, en todos sus niveles, es la herramienta más efectiva para nuestro desarrollo socioeconómico. El Gobierno de Puerto Rico tiene que poner el dinero asignado a correr y entender que no solo nuestros niños y jóvenes se ven afectados por no tener un centro educativo adecuado. Una educación deficiente afecta directamente nuestra economía. No puede haber una transformación de país si no se prioriza nuestro sistema de educación. Como dijo nuestro Luis Muñoz Marín en 1960: “El cambio en la educación que el pueblo de Puerto Rico tremendamente necesita es grande y hondo. No es meramente corregir defectos; es proponerse crear grandeza en nuestra educación.”

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo