Opinión de Alex Delgado | LUMA: El mosquito en La Fortaleza

Lee la columna de opinión del periodista Alex Delgado.

Por Alex Delgado

Eso es el tema de LUMA para la Fortaleza, un mosquito jorobando que no deja, ni dejará, a la mansión ejecutiva enfocarse en otros temas importantes. El problema es que el comportamiento de LUMA en su manejo del sistema y la desaparecida comunicación ya está picando al gobernador. La hinchazón comienza a notarse.

Las primeras dos semanas no fueron buenas para LUMA, y mucho menos para miles de abonados que se quedaron sin energía, ya fuera por lo deteriorado del sistema, por LUMA no traer refuerzos, como dijeron que harían, o porque, probablemente, también tuvieron “mano negra” para provocar apagones que redundaran en antipatía a la empresa privada. Recordemos que son muchos los que conocen dónde estornudar para que el sistema de caiga. Si podemos creer que en las empresas privadas hay figuras con mala fe, de igual forma debemos creer y aceptar que el sector público también hay personas capaces afectarlo a usted, si fuera necesario, para lograr sus objetivos. ¿O ya olvidó el notorio “vamos a joder”?

A 5 semanas de que LUMA tomara control de la parte más crítica del sistema, el chifforobe que tenemos por red, no se ha visto de esta compañía la más mínima preocupación por lo que ocurre, como son percibidos, y mucho menos por cómo se está viendo afectada la administración de Pedro Pierluisi. No es que nos deba preocupar la imagen del gobernador, me refiero a que, aunque trate de pintarse como que el gobernador ya no tiene ningún poder, nadie cree ese cuento… Ni siquiera LUMA. El gobernador es el representante máximo del pueblo, nos guste o no. Un gobernador no gobierna solo para los populares o los penepés que votaron por él, gobierna para todos.

Estipulando eso, siendo el representante del pueblo, una de las personas con mayor poder en la isla, si no el más, es el gobernador y su poder puede afectar el contrato de una u otra forma. El gobernador sí puede exigir, es más, no es que pueda, es que es su deber. Aquí no hablamos de que si no nos gusta LUMA podemos irnos con otro proveedor.

Es obvio que LUMA no puede reconstruir en un mes lo que el gobierno y muchos componentes dentro de la AEE destruyeron por años, pero ¿que el gobernador debe exigirles más?¡Sin duda! Sería obsceno que la filosofía fuera que no se puede hacer nada porque se privatizó y ahora es problema del pueblo con LUMA. Si fuera así, el gobernador estaría abandonando a su suerte hasta a los que votaron por él. Aunque la administración de Pedro Pierluisi no fue la que eligió y firmó contrato con LUMA, tiene responsabilidad vicaria.

¿Por qué LUMA está desaparecida del mapa mediático? ¡Obvio! La propia Fortaleza y parte de la administración han lucido como sus portavoces y son los que cogen los golpes. El pasado martes la secretaria de la gobernación, Noelia García, estuvo en Jugando Pelota Dura. No recuerdo haberla visto tan incómoda en el espacio. Su rostro no era el mismo, su delivery tampoco. Evidentemente, desde mi punto de vista, la picada de LUMA ya comienza a hinchar en La Fortaleza. Solo habrá que sentarse a ver cuántas picadas más estarán dispuestos García y Pierluisi a coger mientras LUMA sigue en silencio, aprovechando que son otros los que cogen las bofetás públicas.

Echar atrás la privatización no puede ser opción, la opción es que La Fortaleza se mueva y exija, no de la boca para fuera en los medios, sino con acciones notables y con resultado. Si no, ese mosquito no va a salir de La Fortaleza, ni de ningún lugar al que vayan.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo