Blogs

Opinión de Marially González Huertas: El Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Lee la columna de opinión de la vicepresidenta del Senado, Marially González Huertas.

Trabajar debe ser un derecho fundamental de todo ser humano indistintamente de su género. El trabajo es honra y obliga a poner mentes a la obra, en beneficio de nuestra sociedad. Laborar, exige vocación, e indistintamente de su complejidad es un deber moral hacerlo bien, a quien le corresponda. Asimismo, con el esfuerzo íntegro de nuestros quehaceres en labores legítimas, el ser humano se encumbra como la criatura con más poder imaginativo para impactar el entorno en que convive. El silogismo es sencillo, porque el trabajo, no solo transforma la vida de quien lo ejecuta, sino que incide en sus congéneres y en todos aquellos seres biológicos con quienes compartimos: la familia de la vida.

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, toma como partida, aquellas faenas de trabajo inhumanos que acarreó consigo la Revolución Industrial del Siglo XIX. En síntesis, hubo jornadas laborales eternas y con paga miserable para la mano de obra femenina. Las iniciativas por exigir mejores condiciones de trabajo por los movimientos obreros patronales de aquella época, tuvieron su cenit trágico en Triangle Shirtwaist en Manhattan Nueva York en 1911. Misteriosamente, hubo un incendio en aquella fábrica que cobró la vida de centenar de mujeres trabajadoras.

Desde aquel tiempo, las mujeres irrumpen con fuerza avasalladora en los diferentes campos del saber humano y rompen el espinazo de una sociedad patriarcal. Como Mujeres Trabajadoras de esta era, obtuvimos grandes triunfos en materia de derechos laborales y queda trecho por andar. En cambio, creemos en una Mujer Trabajadora, sin etiquetas y sin estribillos. Avalamos una política salarial basada en credenciales y meritocracia. Un sueldo, jamás será un fin en sí mismo, máxime cuando nosotras hemos probado ser exitosas.

E igualmente, invitamos a la reflexión de evaluar el trabajo como un dínamo con poder de metamorfosis. Por ello, el tipo de trabajo ejecutado por las mujeres trabajadoras, debe aspirar a la armonía con la figura del hombre y con todo lo que es parte de nuestro país que incluye: el ambiente y los integrantes de su entorno.

Tags

Lo Último

Te recomendamos