Blogs

Opinión de María de Lourdes Santiago: El de la casa también es trabajo

Lee la columna de opinión de la senadora por el Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago.

En ocasión de la Semana de la Mujer Trabajadora, son abundantes las referencias a los logros y retos en los espacios laborales- equidad salarial, la lucha contra el discrimen y el acoso, licencias de maternidad y lactancia. En el ámbito de la violencia de género, la persistencia desde diversos sectores logró la aprobación de una Orden Ejecutiva que ciertamente es un paso en la dirección correcta. Desde el Senado – por primera vez compuesto en su mayoría por mujeres- estamos trabajando una propuesta para garantizar mediante legislación políticas como la perspectiva de género, el desarrollo de protocolos y adiestramientos, así como la recopilación y manejo de estadísticas.

Falta, sin embargo, traer a primer plano la importancia del trabajo no remunerado que realizamos las mujeres. Ese trabajo – el hecho de que se realice y se asuma que no merece paga- es el que hace posible el desarrollo de capital. El cuido de las hijas, la atención a los adultos mayores, la compra y preparación de alimentos, la limpieza, el manejo de las finanzas domésticas, el mantenimiento del hogar; todas son tareas de primordial importancia social sin las cuales el trabajo remunerado no sería posible. Según se reseña en una investigación realizada por Jenice Vázquez Pagán, “las tendencias generales muestran que las mujeres dedican aproximadamente el 70% de su tiempo, versus el 30% destinado por los hombres, al trabajo no remunerado del hogar y cuido de familiares”. Esta desigualdad doméstica (especialmente visible durante la pandemia) tiene como consecuencia que las mujeres dispongan de menos tiempo para el trabajo remunerado, y que en el caso de las que trabajan tanto fuera como dentro de la casa, las condiciones de vida sean significativamente más onerosas que las de los hombres. En suma, más pobres y más agobiadas. La Dra. María Enchautegui ha planteado que si el trabajo del hogar se remunerara, la paga rondaría los $8,000 al año, equivalente a más de un 20% de la compensación a empleados en Puerto Rico.

El de la casa también es trabajo, y es momento de esa conversación.

Tags

Lo Último

Te recomendamos