Opinión de Alex Delgado: Larry tiene razón

Lee la columna de opinión del periodista Alex Delgado

Por Alex Delgado

Algunos en el Partido Nuevo Progresista (PNP) condenan cuando otros partidos, organizaciones políticas o ideológicas destruyen al que piensa distinto. Les llaman a esos “dictadores”, “antidemocráticos”, “opresores”, sin embargo, irónicamente los más estridentes que cargan esa “bandera de la justicia” son los que están haciendo lo mismo con el designado Secretario de Estado, Larry Seilhamer, porque tiene su visión sobre cómo Estados Unidos podría ver la integración de la isla como estado en este momento. 

¿Cómo pienso que Estados Unidos vé a Puerto Rico en este momento por la proyección de nuestro gobierno? Como un desastre administrando la cosa pública, capaces de quebrar  monopolios, de empeñar hasta la ropa interior para comprar votos en campañas, para beneficiar a donantes, y lo peor, sin  mucha voluntad de corregir, aún teniendo el agua tapándonos las narices. 

En mi opinión Larry Seilhamer ha dicho una verdad y en lugar de analizar sus palabras, considerarlas y contextualizarlas para discutirlas, con las virtudes y defectos que puedan tener, algunos seguidores del PNP han imitado los pasos de los dictadores queriendo fusilar a una persona por tener pensamiento propio. Oiga, y no es que no difieran, es que van más allá de diferir y quieren guindarlo en la horca. Todo tiene que ser lo que ellos digan y como ellos digan. Por eso muchos estadistas han dejado de creer en el PNP, al punto de tirarse a la calle en un Verano del 2019 contra un gobernador, precisamente PNP.  

Decir hoy que Estados Unidos nos vá a dar la estadidad, mostrando nosotros poca seriedad y voluntad de cambio en el manejo de las finanzas públicas, es esa estrategia, de coger a algunos de tontos. 

Las mentiras en el tema del estatus vienen de todas partes. Los penepés con los cuentos de que una estadidad con quiebra, con equipo olímpico y Miss Universe. Los populares con medias verdades sobre los taxes federales en la estadidad, que el ELA no es una colonia y que, incluso, se puede desarrollar al punto de incluir el voto presidencial. Los independentistas con que viviremos eternamente con la ciudadanía americana bajo la independencia. Señores, nada de eso es cierto, pero si usted lo quiere creer, pues que lo cojan también, es su asunto. 

Desde mi punto de vista, la solución del estatus y la estadidad son asuntos serios y hay que hablarlo en el contexto de las realidades  del momento y no poner perros flacos a sonar con longanizas. La estadidad conlleva derechos y responsabilidades, y aunque pueda coincidir que la solución del estatus puede rayar en un asunto de derechos humanos o civiles bajo un ELA colonial, entiendo que ese discurso de más de dos décadas no ejerce presión en Estados Unidos. Se ha llevado al Congreso, a la Organización de Estados Americanos y a la misma Organización de Naciones Unidas sin resultado. Eso no quiere decir que deben abandonarlo, pero entender que con solo esa narrativa y plebiscitos que no toman en serio en la metrópolis va a llegar la estadidad, pues es una estrategia errada.  

Pensar que repitiendo plebiscitos locales y hablando de derechos civiles vamos a poner de rodillas al gobierno más poderoso del mundo, pues es soñar con longanizas.  

¿Las expresiones del designado Secretario de Estado ponen en peligro la estadidad? ¡No! Pone en peligro a los que engañan. Lo que plantea Seilhamer es que tenemos que ser responsables, despojarnos de la quiebra, arreglar nuestros asuntos y luego decirle a Estados Unidos que tenemos la capacidad de ser serios en el manejo de las finanzas del pueblo y de los fondos federales, que se acabó el baile, botella y baraja para que tomen en serio la estadidad. Eso no es fortalecer al Estado Libre Asociado. ¿Qué pudo hacer el PPD contra el caso Sánchez Valle o PROMESA? Como dice un anuncio: “¡Cerooooo!”. Tratar de que no se arreglen nuestros asuntos bajo la colonia, entendiendo que así  la asfixiamos en las urnas para que el pueblo pida la estadidad, sería como rechazar los fondos federales que recibiríamos bajo la misma colonia porque resucitamos un cadáver. 

Larry Seilhamer es una persona capaz, seria y decente. El que le vote en contra por decir lo que piensa solo demostraría que el cáncer de la politiquería sigue costándonos que personas serias y responsables quieran participar en el proceso de echar a Puerto Rico adelante.  

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo