Opinión de Miguel A. Rivera Quiñones: Puerto Rico: un Paraíso Fiscal Global

Lee la columna de opinión del profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Puerto Rico, Miguel A. Rivera Quiñones

Por Miguel A. Rivera Quiñones

La organización no gubernamental ‘Tax Justice Network’ recientemente publicó su informe sobre evasión contributiva mediante paraísos fiscales. La publicación denuncia que 427 billones de dólares en impuestos fueron evadidos por beneficiarios de paraísos fiscales en 2019. De estos, 245 billones fueron evadidos por compañías transnacionales y los restantes 182 billones por individuos que utilizan paraísos fiscales para esconder sus activos. A nivel global, los gobiernos pierden alrededor de 10% de sus ingresos mediante este tipo de evasión contributiva. Los paraísos fiscales son países que establecen regímenes contributivos preferenciales para atraer inversión externa mediante el ofrecimiento de bajos impuestos, eliminación de regulaciones y políticas de secretividad.

Los centros financieros internacionales en el Caribe fueron responsables por 24% de todos los impuestos evadidos a nivel global en el 2019. Si bien esto no debe sorprendernos, dado a que algunos de los paraíso fiscales más importante del mundo se encuentran en el Caribe, lo que si fue una sorpresa es que el reporte de ‘Tax Justice Network’ señalara a Puerto Rico como uno de los principales paraísos fiscales a nivel global. Desde Puerto Rico se evadieron el 4% de los impuestos evadidos a nivel global en 2019. Puerto Rico figura entre los primeros 13 países del mundo con mayor responsabilidad por evasión contributiva internacional. El informe estima que el gobierno de Puerto Rico perdió alrededor de 5.6 billones de dólares en ingresos fiscales en 2019 y que otros gobiernos perdieron 9.1 billones en impuestos por prácticas de evasión fiscal realizada desde Puerto Rico.

Puerto Rico se ha transformado en un centro financieros internacional desde la aprobación de la ley 273, la cual proporciona incentivos para el establecimiento de bancos internaciones en la isla. Desde entonces, unos 50 bancos internaciones se han establecido en Puerto Rico para ofrecer servicios ‘off shore’ a clientes privilegiados. Entre estos clientes privilegiados se encuentran los beneficiarios las leyes 20 y 22, los cuales están casi totalmente eximidos de pagar impuestos en Puerto Rico y Estados Unidos. Bajo estas leyes, los extranjeros que conviertan a Puerto Rico en su domicilio principal o las empresas foráneas que exporten servicios desde la isla, pagan menos de un 4% en impuestos. Estas tres leyes han conformado un régimen contributivo preferencial que viabiliza que significativos recursos financieros circulen por Puerto Rico para evadir impuestos. Según ‘Tax Justice Network’, 40% de los flujos financieros que pasan por Puerto Rico se originan o se destinan a las Islas Caimanes. Que no solo es de los paraísos fiscales más grandes del mundo, si no que también es el preferido por los Fondos de Cobertura de Wall Street.

Resulta irónico que Puerto Rico este posicionado globalmente como un paraíso fiscal, cuando el país esta en quiebra. Esta reciente integración de Puerto Rico a la economía global a creado patrones demográficos alucinantes. Mientras cientos de miles de puertorriqueños y puertorriqueñas abandonan el país por falta de oportunidades, miles se mudan a la isla para evadir impuestos desde un país en quiebra, endeudado y azotado por desastres naturales y políticas de austeridad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo