Opinión de Jesús Manuel Ortiz: Guerra contra la corrupción

Lee la columna de opinión del representante popular, Jesús Manuel Ortiz

Por Jesús Manuel Ortiz

Una de las verdades innegables de nuestra cultura política es que la ciudadanía cada vez confía menos en sus políticos y en las instituciones públicas. Ese es el resultado de décadas de decepciones por los malos manejos de algunos que traicionaron la sagrada confianza que el pueblo depositó en ellos. Esa trágica realidad obliga a que los que hoy ocupamos posiciones públicas tomemos medidas severas para combatir la corrupción y cerrar todas las puertas que permitan la entrada de esta despreciable conducta.

Con este en mente, radiqué junto al representante José Bernardo Márquez el PC 508 para prohibir la llamada política de puertas giratorias en el gobierno. En otras palabras, prohibir que un funcionario público pueda casi de manera inmediata, salir de su empleo público y regresar al poco tiempo a donde sus ex compañeros a cabildear en favor de una empresa privada. Esto, aunque no es ilegal hoy, representa una ventaja indebida de este individuo y una presión inapropiada para los funcionarios públicos que ahora tendrán que atender las peticiones de su ex-compañero. Permite que ese ex-funcionario pueda usar su acceso a información del gobierno y sus influencias con funcionarios que fueron sus compañeros de trabajo para beneficiarse o para beneficiar a un tercero. La medida establece un periodo de enfriamiento de 4 años para minimizar al máximo la posibilidad de aprovechamiento indebido.

Aunque para algunos el PC 508 podría parecer una medida demasiado dura, no me cabe duda de que es necesaria para comenzar la discusión y aprobar legislación para combatir la corrupción en todas sus manifestaciones. No hay espacio para un acto de corrupción más. Más allá de gobiernos perfectos, que no existen en ningún lugar, el país busca honestidad y apertura en la gestión pública. Que cada centavo público se utilice para el bien de la gente y no para el fin exclusivo de enriquecer a alguien. Si por algún lugar debemos comenzar el camino hacia una nueva forma de hacer política en Puerto Rico es declarando una guerra contra la corrupción. Para eso el país tiene en mi un soldado más.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo