Opinión de Alejandro Figueroa: Reabramos nuestras escuelas

Lee la columna de opinión del abogado estadista, Alejandro Figueroa.

Por Alejandro Figueroa

El coronavirus ha alterado la vida para la mayoría de nosotros, y quizás nuestros hijos hayan sido los más afectados. No se enferman por el virus tanto como sus padres o abuelos, casi nada según las estadísticas, a menos que tengan una condición preexistente, pero sus vidas se han visto interrumpidas de manera crítica por el cierre de escuelas.

Durante la fase inicial del virus, desde marzo hasta mediados de mayo, estuvimos aprendiendo sobre el virus, y era prudente cerrar las escuelas durante al menos parte de ese período y pasar a la educación en línea. ¿Fue esta una forma eficaz de educar a nuestros hijos? Aún no lo sabemos, pero hay fuertes indicios de que no funcionó tan bien como la educación presencial en una escuela.

Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, ha dicho que "mantener las escuelas cerradas representa una mayor amenaza para la salud de nuestros niños que reabrir". La Academia Estadounidense de Pediatría, sí, los médicos que se especializan en la salud de los niños, también han indicado que creen que debemos abrir escuelas para nuestros niños por la misma razón.

¿Deberíamos reabrir? Como mínimo, deberíamos mirar a los niños más vulnerables, en términos de dónde se encuentran en su proceso educativo, y asegurarnos de que estén en las escuelas. Los CDC y la Academia Estadounidense de Pediatría nos dicen que los niños tienen entre 3 y 6 veces más probabilidades de morir a causa de la gripe estacional que de COVID-19, y que no ir a la escuela es más dañino que ir, incluso con el COVID- 19 riesgo.

A fin de cuentas, queda claro que deberíamos abrir escuelas; tema que el Gobernador Pierluisi ha planteado como prioritario en su agenda. Pero la reapertura no solo requiere planificación por parte del gobierno sino que requerirá disciplina y colaboración por parte de los padres de forma tal que se pueda implementar de manera ordenada y con las debidas precauciones. Colaboremos todos con esta iniciativa por el bienestar de nuestros niños.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo