Opinión de Rosa Seguí: Brindemos por ellas.

Lee la columna de opinión de la abogada y portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, Rosa Seguí

Por Rosa Seguí

El año 2020 comenzó con dolor. Sufrimos una secuencia sísmica que afectó y todavía afecta adversamente a miles de personas. Esto se sumó a la situación ya precaria ocasionada por los azotes de los huracanes y la lenta, inadecuada, y corrupta recuperación manejada por el gobierno. Luego, nos afectó y todavía nos afecta una pandemia que simplemente no pudo ser atendida ni manejada por esta administración.

Sin embargo, no todo lo sucedido en el 2020 ha sido pobre o deficiente. En este año ha sobresalido la ejecutoria de las mujeres en todos los aspectos. En este espacio pudimos resaltar la participación de las mujeres en la ciencia y en específico, para atender y mitigar los efectos de la pandemia. Mujeres profesionales y en su mayoría jóvenes que se han dado a la tarea de ofrecer su conocimiento para bien de la sociedad, del colectivo y cuyas voces han sido imprescindibles.

En el aspecto laboral, hemos visto cómo se acogieron con mucha aceptación en amplios sectores, propuestas legislativas dirigidas a aliviar la situación laboral y ofrecer seguridad de empleo a las mujeres tales como una licencia de menstruación y fomentar la negociación colectiva como método idóneo para acabar con la brecha salarial.

En relación a la violencia de género y el reclamo -iniciado por la Colectiva Feminista hace años- para que se implemente un estado de emergencia que incluye un currículo escolar con educación con perspectiva de género, hemos visto un auge sin precedentes de parte de organizaciones de mujeres, sindicatos, partidos emergentes, feministas, figuras públicas y personas en la política que apoyan este reclamo y no han temido al defender sus posturas. Se denunció además que el encierro improvisado -provocado por la ineptitud gubernamental- exacerbó la ola de violencia de género: violaciones en manada, feminicidios, acoso, aumento en el trabajo no remunerado (cuidadoras, doméstico, etc) y otros tipos de violencia.

En la política, hubo un aumento histórico en la participación de las mujeres. Como consecuencia, los temas que nos afectan directamente tanto a las mujeres como a otras comunidades marginalizadas como la LGBTTIQA+ formaron parte del debate público. Además, que la figura de sólo una mujer candidata a la gobernación provocó la revelación del sexismo y del machismo que permea en la forma inadecuada de hacer política y provocó el repudio de frente y sin reparos de las campañas de descrédito que llevaron a cabo figuras despreciables e inescrupulosas, siempre al servicio del bipartidismo tradicional. Las luchas de las mujeres y de las feministas fue parte esencial, por eso deben ser recordadas como las personas del año este 2020.

Por esto hoy, brindo por las mujeres maravillosas de este hermoso archipiélago. Tenemos la convicción y por eso continuaremos luchando por ampliar nuestras libertades y derechos democráticos. Mis mejores deseos para este 2021, lleno de retos y luchas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo