Opinión de Rosa Seguí: Urge legislación social.

Lee la columna de opinión de la abogada y portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana, Rosa Seguí

Por Rosa Seguí

La gran mayoría del trabajo legislativo en este cuatrienio deja mucho que desear. La incapacidad de hacer valer los reclamos del pueblo, el inccumplimiento con su deber ministerial para ejecutar el residenciamiento de un gobernador y de rechazar la aspiración a la gobernación de un usurpador; la falta de transparencia en los manejos de las crisis provocadas por el paso de los huracanes, la secuencia sísmica y la pandemia, son algunas de esas instancias. También se caracterizó la ejecutoria legislativa por la falta de debate público, el cierre de las gradas, y la aprobación de legislación por la vergonzosa figura del descargue. Tampoco podemos obviar la ola de arrestos por corrupción de legisladores y legisladoras del PNP, ni la falta de transparencia de ambos cuerpos al negarse a entregar la información pública sobre las personas que allí laboran.

En cuanto a la ejecutoria legislativa, poco podemos reconocer sobre la legislación que se ha aprobado para atender la pandemia y para mitigar sus efectos. La clase trabajadora sufrió recortes injustos a su seguridad de empleo, a sus días de vacaciones y de enfermedad entre muchos otros derechos, libertades y beneficios cuya eliminación ha provocado que la crisis que vivimos se agudice dramáticamente. Es increíble que viviendo la necesidad constante de tomar días de enfermedad o vacaciones para poder guardar cuarentena o aislarse para precisamente cumplir con el deber social y poder evitar el contagio,  la legislatura no haya aumentado los días de vacaciones y de enfermedad, tampoco legisló ayudas económicas o moratorias de renta e hipotecas. Urge legislación social.

Con la llegada de nuevas figuras a la legislatura, la esperanza de nuestro pueblo es que se legisle y se apruebe política pública dirigida a garantizar y mejorar las ayudas, protecciones, beneficios, libertades y derechos de las personas que trabajan o que ejercen trabajos no remunerados, sobre cuyos hombros recaen las actividades más importantes para nuestra sociedad en distintas áreas: salud, educación, transportación, servicios, etc. Solo asegurando las condiciones materiales, de salud y de seguridad de las personas que vivimos en Puerto Rico será posible, primero mitigar y eventualmente superar esta secuencia de crisis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo