Opinión de Denis Márquez: Agenda Legislativa Ambiental

Lee la columna de opinión del representante por el Partido Independentista Puertorriqueño, Denis Márquez

Por Denis Márquez

La defensa de los recursos naturales y el medio ambiente fueron parte de mis esfuerzos legislativos durante todo este cuatrienio. Radiqué diversas medidas legislativas y colaboré con diversos sectores y grupos para denunciar y fiscalizar a agencias gubernamentales que, con acciones u omisiones y su entrega a intereses económicos poderosos, mutilan nuestro entorno natural, nuestras costas, conservación de terrenos y otros tantos.

Ejemplos de dicha legislación, son los proyectos de Ley de Costas, la prohibición de los depósitos de cenizas de carbón, la preservación mediante ley de reservas naturales y el proyecto de prohibición del uso del “foam” en el comercio. Fiscalizaciones: las actuaciones de la Junta de Planificación con relación al plan de uso de terrenos y la pérdida de reservas naturales.

Tenemos en agenda legislativa una nueva actuación del gobierno en la que, en medio de las elecciones y a espaldas del pueblo, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) aprobó una orden administrativa que elimina requisitos ambientales y permitiría impactar adversamente a comunidades y áreas naturales y agrícolas de alto valor ecológico.

Esta Orden amplía el listado de “exclusiones categóricas” que no requieren documentos de impacto ambiental permitiendo así, que acciones y proyectos que afectan al medioambiente, puedan evadir una evaluación ambiental rigurosa sin una razón meritoria. Esto se aprobó sin previa notificación pública, excluyendo de su evaluación a la ciudadanía.

Las nuevas exclusiones categóricas dejan sin efecto los requisitos para las solicitudes de variación en uso, cambio de calificación o una consulta de ubicación, evaluación de concesiones y autorizaciones para el aprovechamiento de los bienes de dominio público que no requieran una obra de construcción lo que, en consecuencia, pudiera permitir excavaciones, extracciones, remociones o dragados en bienes de dominio público como son las cuencas hidrográficas y los componentes de la corteza terrestre en la zona costera.

Con esta nueva orden administrativa el DRNA traiciona una vez más al pueblo y a su función ministerial de proteger el medioambiente y otorga un cheque en blanco a ciertos intereses inescrupulosos cuya sensibilidad para con el medioambiente siempre ha sido nula. Esto será parte de nuestra agenda legislativa durante el próximo cuatrienio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo