Opinión de José A. González Taboada: El Nuevo Contralor de Puerto Rico (o La Nueva Contralora)

Lea aquí la columna del catedrático de contabilidad en la UPR

Por José A. González Taboada

Hace unos meses depuse en la Cámara de Representantes en contra del nombramiento que había sometido la Gobernadora para el importantísimo puesto de Contralor. Algunas aseveraciones que hice en la vista pública fueron:

  • ¿Cómo es posible que a la altura de la tercera década del Siglo 21 y en una de las situaciones económicas, financieras y gubernamentales más compleja en la historia de Puerto Rico la gobernadora pretenda colocar en tan importante puesto a una persona sin los conocimientos técnicos y profesionales adecuados y sin experiencia relevante para los requerimientos del puesto de Contralor?
  • Los tiempos no están para requisitos mínimos. Los tiempos requieren, en el caso específico de un Contralor, que se mantenga al día con los estándares profesionales, el análisis de riesgo (y hay muchos riesgos en nuestra bendita isla) y evaluación de controles. Que tenga dominio de las destrezas de auditoría, la ética profesional y un alto grado de escepticismo con relación a la posibilidad de fraude. También necesita tener la capacidad para planificar auditorías basadas en riesgo.
  • El puesto de Contralor no es uno de administración de una oficina. Es uno de acción continua en la que la persona identifica y prioriza sus competencias fundamentales, no solo para su desarrollo sino también para sus supervisados. Un Contralor totalmente ignorante de la Contabilidad y la Auditoría desmoralizará dicha oficina.

 

No debería haber duda alguna de que ese profesional mejor preparado y con la mejor experiencia es un contador público autorizado. El hecho de que no todos los contralores anteriores han sido CPA es irrelevante en los tiempos contemporáneos. Además, desde 1977 el puesto ha sido ocupado por un(a) CPA.

El presidente del Senado está impulsando al actual secretario de dicho cuerpo, Manuel Torres, para que la gobernadora lo nombre contralor. Conozco a Manuel Torres. Fue mi alumno cuando hizo su maestría en la Escuela de Administración Pública de la UPR. Le tengo mucho aprecio. Es un buen ser humano y un trabajador dedicado. Pero ni su experiencia como secretario del Senado ni su experiencia como Contralor Electoral le cualifican para ser Contralor de Puerto Rico.

El puesto de Contralor no es para premiar lealtades. La responsabilidad que recae sobre esa oficina es inmensamente grande. Por mejores intenciones que tenga Manuel Torres y por grande que sea su ética de trabajo, no es la persona indicada para el puesto. Insisto que la persona que ocupe ese puesto debe ser un(a) CPA con amplia y relevante experiencia. Estoy seguro que hay muchos otros puestos que Manuel Torres puede ocupar y servir admirablemente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo